COMPARTE

AFP

El Liraglutide, un medicamento inyectable para diabéticos
que fue aprobado el año pasado en Estados Unidos para bajar de peso, ayudó a
los obesos a perder un promedio de 8 kilos en poco más de un año, según un estudio
publicado el miércoles.

La mayoría de pacientes evitaron aumentar de peso durante
las 56 semanas que duró el estudio del fármaco denominado Saxenda, del
laboratorio Novo Nordisk, según los hallazgos publicados en el diario
especializado The New England Journal of Medicine.

Los ensayos con Liraglutide se realizaron en 191 ciudades de
27 países en Europa, Norteamérica, Sudamérica, Asia, África y Australia.

Los individuos estudiados eran mayores de 18 años y tenían
un índice de masa corporal (IMC) de 30 o mayor. El IMC se calcula dividiendo
los kilos de peso por el cuadrado de la altura en metros de la persona. Un
índice saludable en la mayoría de los casos está entre 19 y 25.

De las 3.731 personas incluidas en el estudio, casi dos
tercios recibieron la droga junto con un entrenamiento para mejorar sus hábitos
de vida; el resto también mejoró sus hábitos aunque se les suministró un
placebo.

Ni los pacientes ni los médicos tenían conocimiento de
quiénes estaban tomando el medicamento y quiénes el placebo.

Los que recibieron el Liraglutide recibieron una dosis mayor
que la prescrita a los pacientes diabéticos (1,8 mg) y fueron inyectados debajo
la piel a diario.

El grupo que consumió el placebo perdió un promedio de 2,72
kilos, mientras los que ingirieron el medicamento perdieron una media de tres
veces más.

El 63% de los pacientes que consumieron de droga perdieron
al menos 5% de su peso corporal, frente a sólo un 27% del grupo con placebo.

Los efectos secundarios incluyeron dolores
gastrointestinales, cálculos biliares y un ligero incremento en el riesgo de
cáncer de seno, aunque los investigadores estimaron que son necesarios más
estudios sobre este último.

“Afortunadamente, incluso una pérdida de peso modesta
de entre 5% a 10% hace casi todos los temas médicos más manejables”, dijo
Elias Siraj, director del programa de diabetes en Temple University Hospital.

Liraglutide se ha utilizado en menores dosis para tratar la
diabetes en los últimos años y algunos pacientes notaron que les ayudaba a
perder peso.

Cerca de un 35% de los adultos estadounidenses, unos 100
millones de personas, tiene algún tipo de obesidad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.