COMPARTE

En casa de los Pérez Hidalgo se tomó una decisión. Por consenso este año no se hizo el
tradicional intercambio de regalos.
Ninguna de las más de 15 personas que
se reúnen para recibir el 2016 se opuso a ese cambio de planes. El presupuesto no les alcanzaba ni para
cubrir los gastos básicos de comida y juguetes de la época. 

La propuesta de Yusmar de poner un límite en el precio del
obsequio, como se hizo durante los últimos 3 años fue rechazada para mantener
viva la costumbre. Difícilmente se conseguiría en el mercado algo por debajo de
mil bolívares, que es lo que en promedio podían gastar. 

Pero Magaly Peña, su esposo y sus 3 hijos se negaron a romper la
rutina de Año Nuevo. Visitó el centro de Valencia tratando de conseguir el
regalo que según la suerte tiene que darle a la abuela. Ellos pusieron un tope de Bs mil 500. Pero todo lo que veía se excedía

Su primera opción era una
cartera, y no consiguió una por menos de 12 mil, lo mismo pasó con un par de
zarcillos en tres mil 600. Cuando ya estaba por irse con las manos vacías
escuchó la oferta “todo en mil”, gritaba una comerciante informal al que le
compró una pulsera y recomendó a toda su familia porque era la única opción
válida. (DB) 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.