(Foto Archivo Armando Díaz)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

La intimidación y el terror en La Isabelica continúan. Los vecinos siguen viviendo con la vigilancia constante de funcionarios de diferentes cuerpos de seguridad del estado que se pasean por las calles y avenidas, y hasta tocan puertas para preguntar por personas involucradas en las recientes manifestaciones de calle. El resultado hasta ahora ha sido el miedo a protestar y una persona detenida.

Desde el 20 de julio, cuando fue asesinado Andrés Uzcátegui durante una fuerte represión de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), uniformados de ese organismo, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), no han dejado de patrullar la urbanización.

Pero la tarde del lunes ese operativo se intensificó con allanamientos que realizan con foto en mano de jóvenes que han identificado como promotores de las protestas contra el Gobierno en el lugar. Fue así como a las 5:00 a.m. de este miércoles visitaron la casa de Patsy Ceballos funcionarios del Conas, lo detuvieron y se llevaron su moto, dinero en efectivo y prendas.

El aprehendido no milita en ningún partido político pero sí es muy activo con las manifestaciones de calle. Se conoció que se encuentra recluido en un calabozo de la Región de Defensa Integral (REDI), en la antigua sede del Core 2. Se espera su presentación sea el próximo sábado ante tribunales militares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.