Antonio Senzatela
Foto: Archivo
COMPARTE

¿Quién recuerda la Fernandomanía? Corría el año 1981, cuando un mexicano irrumpió en las Grandes Ligas como uno de los mejores lanzadores del béisbol. Ya se había estrenado en la temporada anterior, pero había trabajado menos de 20 entradas. Fue en su segunda campaña cuando se hizo realmente conocido. Y vaya que sí.

Valenzuela se convirtió en la gran noticia de aquella zafra, en la que sus Dodgers de Los Ángeles, además, se llevaron hasta el título de la Serie Mundial. Era zurdo, no muy alto y algo pasado de peso. Mejor todavía, era muy efectivo. Desde abril, se trenzó en una carrera por la Triple Corona del montículo, con dos futuros miembros del Salón de la Fama: Tom Seaver y Steve Carlton. Y lo hizo con estilo.

El nativo de Navojoa tornaba los ojos al cielo cuando se preparaba para ir al home, en pleno windup, y su pitcheo bandera era nada menos que la bola de tirabuzón, un lanzamiento casi en vías de extinción, que rompe en sentido contrario a la curva y que le permitió imponer su ley también contra los bateadores derechos. Las muchedumbres lo amaron.

Valenzuela, quien terminó llevándose los premios Novato del Año y Cy Young, ganó nueve juegos en la primera mitad de ese 1981 inolvidable. Es un récord todavía vigente para reclutas mexicanos antes del Juego de Estrellas.

Antonio Senzatela es mucho más discreto sobre la lomita. El diestro venezolano tiene una mecánica menos flamante, pero igualmente ha ganado fama en 2017. En su país, un diario deportivo lo bautizó como el “Novato Senzación”, haciendo un juego de palabras con su apellido. Y abundan los motivos.

Senzatela también ganó nueve veces como abridor de los Rockies de Colorado, antes de ser enviado al bullpen para limitar su número de innings. Con eso, ya alcanzó la marca para novicios entre sus compatriotas antes del Juego de Estrellas, impuesta en 1999 por Freddy García.

Ese igualmente es un tope para novatos de los rocosos. Antes de él, Jason Jennings también ganó nueve, en la primera mitad del 2002.

Su actual sucesor comenzó con un ritmo que prometía quebrar esa barrera mucho antes del Clásico de Media Temporada, que se disputará el martes, en el Marlins Park de Miami. Se anotó siete lauros entre abril y mayo, y para el 16 de junio compartía la cima de la Liga Americana con el estelar Clayton Kershaw, ya con nueve. Pero ese día permitió cinco carreras merecidas y otras nueve en su siguiente apertura. Su efectividad pasó de 3.56 a 4.79 en un lapso de sólo tres salidas, y su manager Bud Black decidió que era tiempo de parar.

“Es algo temporal”, declaró Black entonces a LasMayores.com. “Será por dos o tres semanas”.

La preocupación está bien fundamentada: Senzatela, quien tiene 22 años de edad, nunca antes había trabajado por arriba de Doble-A y en el 2016 su desempeño estuvo reducido a 34 actos y dos tercios, debido a dolencias físicas. Al paso que iba, estaba en camino a superar los 220 episodios en 2017, un salto cuantitativo enorme.

Rolando Arrojo sí había rebasado los 200 pasajes en la campaña anterior a 1955, cuando implantó el récord de más victorias en una primera mitad de zafra para novatos nacidos en América Latina.

El zurdo puertorriqueño se estrenó en las Mayores con los Cardenales de San Luis, con 28 años de nacido e incontables batallas en las menores y el Caribe. La experiencia le ayudó a triunfar 10 veces antes del descanso de mitad de torneo. Fue seleccionado para el Juego de Estrellas, por su registro de 10-3 y 2.44 de efectividad. Pero no pudo mantenerse. Tuvo 1-5 con 8.19 de promedio en la segunda parte del calendario.

La de Arrojo también quedó como la marca para latinos en su primer campeonato antes de la pausa, un logro que igualó el cubano Rolando Arrojo en 1998, al ser subido por los por entonces llamados Mantarrayas de Tampa Bay.

El dominicano Francisco Liriano estaba en su segunda justa arriba con los Mellizos de Minnesota, en 2006, aunque todavía era novato, cuando emuló la decena de éxitos antes del Clásico de Julio, celebrado esa vez en Pittsburgh, a donde viajó, convocado por su sobresaliente desempeño.

Senzatela todavía tiene chance de dar caza a ese tope de 10, mientras trabaja transitoriamente como relevista. Ya tiene en su poder las marcas para reclutas venezolanos y para pitchers novicios de los Rockies, mientras nos recuerda con sus actuaciones los grandes momentos de otros debutantes, como aquel Valenzuela que sacudió al béisbol con sus lanzamientos en tirabuzón, allá por 1981.

Topes de victorias para lanzadores latinos novatos y para pitchers latinos en su temporada inicial, antes del Juego de Estrellas:

Cuba Novato: 10, por Rolando Arrojo, en 1998. Primera temporada: 10, por Rolando Arrojo, en 1998.

Colombia Novato: 7, por Julio Teherán, en 2013. Primera temporada: 4, por José Quintana, en 2012.

Dominicana Novato: 10, por Francisco Liriano, en 2006. Primera temporada: 8, por Michael Pineda, en 2011.

México
Novato: 9, por Fernando Valenzuela, en 1981, y Jaime García, en 2011.
Primera temporada: 6, por Ted Higuera, en 1985; Esteban Loaiza, en 1995; Oscar Villarreal, en 2003, y Luis Ayala, en 2003.

Nicaragua
Novato: 8, por Dennis Martínez, en 1977.
Primera temporada: 1, por Porfirio Altamirano, en 1982.

Panamá
Novato: 4, por Randall Delgado, en 2012.
Primera temporada: 3, por Ramiro Mendoza, en 1996; y Severino González, en 2015.

Puerto Rico
Novato: 10, por Luis Arroyo, en 1955.
Primera temporada: 10, por Luis Arroyo, en 1955.

Venezuela
Novato: 9, por Freddy García, en 1999; y Antonio Senzatela, en 2017.
Primera temporada: 9, por Freddy García, en 1999; y Antonio Senzatela, en 2017.

LasMayores.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.