(Cortesía)

Un centenar de depresiones circulares (cráteres) han aparecido en la campiña del centro de Croacia, algunas muy cerca de las viviendas, tras el  terremoto que sacudió la región a finales de diciembre.

Los socavones, el mayor de los cuales tiene 25 metros de diámetro son, para los residentes que aun está reconstruyendo, una prueba más de  los daños causados por el terremoto de magnitud 6,4.

Los agujeros se formaron pocos días después del sismo que se cobró siete vidas y destruyó cientos de edificios y casas en la región de Petrinja, el 29 de diciembre.

Según el Servicio Geológico Nacional de Croacia (HGI), el terremoto y las posteriores réplicas que continúan hoy han acelerado un fenómeno que ya estaba en marcha en la región.

Estos sumideros aparecen repentinamente cuando las rocas subterráneas son erosionadas por el agua para formar una cavidad que, en algún momento, ya no puede soportar las capas de suelo en la superficie.

Se trata de un proceso normal, pero la formación de tantas cavidades en “un área tan pequeña” es inusual, dijo a la AFP el experto del HGI Stjepan Terzic.

Con el aumento de los temblores “han aparecido muchos agujeros cuando en condiciones normales tardarían décadas o más en formarse”, precisó.

Los sumideros parecen pequeñas piscinas circulares porque se han llenado de agua subterránea de color esmeralda. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.