Leidy Geraldine Manosalva no sabía que una transacción por efectivo la llevaría a la muerte. Luego de cancelar tres millones de bolívares en una transferencia bancaria, buscó a un amigo que la llevara al lugar convenido: Sector 7 de los Guayos.

Había salido con un amigo vecino, de nombre Frank Colmenares, que le hacía la “carrera”. Ambos salieron del barrio Batalla de Carabobo, del municipio Los Guayos, la mañana del miércoles, para buscar el prometido efectivo. Ella llegó a comunicarle a la familia que saldría a hacer esta diligencia, informándoles además que le habían pedido una foto para identificarla.

No supieron más de ella, hasta que recibieron una llamada a eso de las siete y media de la noche por parte del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas que estaba en la morgue de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera.

La joven tenía apenas unos días en Venezuela, luego de haber llegado recientemente de Colombia, donde residía y venía a ver a su hija de 4 años, pero tenía programado regresarse, una vez que lograra retirar el efectivo. Transacción que llegó a recibir, pero en el retorno a casa fueron interceptados.

Sus familiares consternados pidieron “justicia”, porque ella era muy trabajadora y estaba buscando este efectivo para el retorno al país vecino. Su amigo Colmenares, dejó tres niños huérfanos. A ambos no les aparece tampoco sus celulares.

Presumen que, quizás, los delincuentes fueron “dateados” por la persona con quien la joven hizo la transacción.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.