COMPARTE

Aprovecho mi espacio semanal de este medio de comunicación social, muy pronto lo hará la propia ACC, para expresar su reconocimiento al pueblo venezolano por la valentía y patriotismo demostrado en estos tres meses de lucha contra el régimen despiadado de Nicolás Maduro: asesinatos, heridos, presos y torturados. Del mismo modo exaltar su valentía, su dignidad, su pasión por la libertad, por la paz, la civilidad, así como su ímpetu por mantener vivo los genuinos valores que enaltecen la razón de la existencia del ser humano.

Nuestra finalidad es sumarnos al 90% de nuestros ofendidos y maltratados compatriotas; a los gremios, sindicatos y asociaciones; a la iglesia católica y a otras religiones que rechazan la ilegítima e inconstitucional constituyente convocada por el gobierno nacional. Lo hacemos con base en las coincidencias de que su supuesta aprobación traería mayor división e incrementaría el conflicto entre los venezolanos. Del mismo modo que amplificaría la inestabilidad institucional, sustituiría la elección de gobernadores y alcaldes, se potenciarían las calamidades, el hambre y carencia de medicinas y otras insuficiencias primarias. Asimismo, aumentaría la corrupción, las negociaciones delincuenciales en beneficio de una cúpula enquistada en el poder para medrar de él con ansia de “bulimia nerviosa” por adueñarse del dinero de los venezolanos.

Apoyamos la idea de un gobierno democrático, de transición, de progreso, amplio, donde tengan cabida todas las fuerzas políticas para su reconstrucción. La participación de todos los sectores de la sociedad que hoy están enfrentados bajo una lucha fratricida promocionada por la dictadura. Es necesaria la reconciliación de nuestros compatriotas para salir de la crisis transitando por el camino de la paz, sin venganza, pero con justicia.

Conscientes que nada de estos nobles propósitos serán posibles bajo este sistema corrompido que echa mano a una farsante constituyente con fines exclusamente personales para mantenerse ceñidos al poder y perpetuarse en él, hemos tomado la determinación ineludible de oponernos a que se lleve a cabo la realización de ese proceso electoral constituyente totalitario, con sabor a comunismo cubano.

Nos oponemos con la misma fuerza al desconocimiento de la Asamblea Nacional electa en un proceso libérrimo por más de catorce millones de venezolanos.

Rechazamos la existencia de un Tribunal Supremo de Justicia espurio donde los magistrados, mucho de ellos, fueron escogidos violando las normas establecidas para su selección; hoy una rémora mansa a la orden de las arbitrariedades y caprichos del poder ejecutivo.

Objetamos la permanente violación de los derechos humanos, la violencia y asesinatos de manos de la guardia nacional y de la policía nacional bolivariana quienes cargan sobre su conciencia la muerte de cerca de ochenta jóvenes, miles de heridos y otros tantos detenidos en las mazmorras del régimen.

Finalmente, la ACC rechaza la persecución y acoso del régimen contra la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz y sus familiares por el solo hecho de cumplir con su deber de que se practique con lo establecido en la Constitución Nacional Venezolana.

 

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.