COMPARTE

El general Raúl Isaías Baduel lleva 98 días sin ver el sol, detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en La Tumba, denunció hoy a Efe uno de sus hijos, un día después de que se aplazara por octava vez la audiencia preliminar que debe dar inicio a un juicio militar en su contra.

El motivo por el cual lo aplazaron es por incomparecencia del imputado, dijo a Efe por teléfono Adolfo Baduel. “No depende de la voluntad de mi padre ir o no al tribunal, si el Sebin no lo lleva, ¿cómo va?. “Existe la orden de traslado por parte del tribunal, pero los funcionarios del Sebin se niegan a trasladarlo”.

Baduel, de 62 años, es uno de los militares de alto rango presos que se pronunciaron contra la supuesta deriva totalitaria del difunto presidente Hugo Chávez y de su delfín y sucesor Nicolás Maduro.

Los familiares de Baduel pueden verle los miércoles una hora, siempre en presencia de agentes del Sebin que graban y fotografían todos sus encuentros. “No tenemos ningún tipo de privacidad”, afirma Adolfo Baduel, que cuenta que su padre está incomunicado.

Adolfo Baduel calificó de ‘tortura blanca’ lo que hacen contra su padre. “No tienes acceso a la luz solar, estás totalmente aislado permanentemente, tienes perturbación del sueño, porque él no sabe qué hora es salvo cuando nosotros vamos para allá”.

Lee también: Raúl Isaías Baduel cumple 60 días de tortura blanca en La Tumba

Sobre el estado físico y anímico de su padre, Adolfo Baduel dijo que se encuentra muy bien, y que es más bien él el que les llena de fuerza durante las visitas.

El que fuera ministro de Defensa de Chávez, fue durante lustros uno de los hombres más cercanos del fallecido presidente, una relación que se rompió al mostrarse en desacuerdo el general con la propuesta de reforma a la Constitución que proponía el líder revolucionario en 2007.

El militar fue detenido en 2009 y condenado a casi 8 años de cárcel por corrupción, y en enero de este año, un día antes de que terminara de cumplir su pena, volvió a ser acusado de delitos contra la integridad de la nación por los que se le abrió un nuevo proceso.

En el mes de agosto se lo llevaron del penal de Ramo Verde, donde estaba recluido, y le trasladaron a la sede del Sebin en Plaza Venezuela, conocida popularmente como “La Tumba” y donde Baduel sigue preso. Su familia descubrió su paradero después de 23 días sin noticias del general.

Uno de los hijos de Baduel, Raúl Emilio, está preso desde 2014, cuando fue detenido mientras participaba en una protesta contra el Gobierno que desembocó en violencia y se le condenó a 8 años de cárcel.

Según su hermano Adolfo y organizaciones pro derechos humanos, Raúl Emilio Baduel ha sido torturado durante su periplo por las distintas cárceles comunes en las que ha estado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.