El majestuoso poderío del empresariado se hace evidente esta semana en el Zulia, en la hermosa ciudad “tierra del sol amada”, donde la Asamblea Anual de Fedecámaras pone en claro una vez más lo mucho que se puede lograr con la decidida participación del sector privado.

Los vuelos a Maracaibo agotados, los hoteles abarrotados, los restaurantes ocupados como hacía mucho no se veía, los taxistas felices y en general toda la economía marabina disfrutando las escasas mieles de un sencillo evento donde los empresarios nacionales y los líderes gremiales se juntan para renovar sus autoridades y demás aspectos administrativos del órgano rector. Unidos y muy claros en sus objetivos.

Con esto sólo pretendemos resaltar que cualquier medida que permita al área productiva nacional reactivarse tiene un impacto inmediato en toda la sociedad. Señalo que las familias de esos taxistas disfrutarán esta semana de ingresos muy por encima de lo habitual y de eso es que se trata, pero que sea de forma estable y permanente.

Hay detractores de oficio que señalan que la reacción económica tomará “décadas” y la verdad es que,más allá del quimérico sueño de alcanzar nuevamente nuestro PIB de hace 10 años, tenemos una amplia base agrícola, industrial y comercial preparada y dispuesta para reaccionar de inmediato, generando empleo y creando riqueza nacional.

El gobierno ha repetido en días recientes la invitación al empresariado a invertir y reactivarse, más sin embargo hacen falta medidas concretas que faciliten dichas inversiones. Según el decir popular, “con besitos no enamoras”. No es fácil asumir el riesgo que implica comprometer capitales en un entorno tan adverso como el actual.

Por lo tanto, aquí la palabra clave es confianza. Ya antes hemos escrito al respecto y es que sin dudas lo más importante es que podamos todos creer en la instituciones públicas y las políticas vigentes, de forma tal que regresen las ansiadas inversiones, nacionales y extranjeras. Para el bien de muchos.

Para generar confianza importa el pago total de las obligaciones del Estado para con sus contratistas privados, importa la garantía de que los activos y las empresas no serán expropiadas, junto con la indemnización adecuada por lo ya antes apropiado, importa poder circular libremente sin que las alcabalas sean una estación formal de matraqueo, importan los servicios públicos, los combustibles, detener el contrabando y tantas otras medidas harto conocidas.

Pero sin que quepa duda alguna, si hubiese la disposición cierta de permitir al empresariado acometer y profundizar sus proyectos, en muy poco tiempo veríamos los resultados. No hablo de la economía del 2013. Yo quisiera al menos la de mediados del 2022, la que estaba creciendo más del 10% anual y que permitió mejoras salariales importantes y nos llenó de sueños.Tenemos que comenzar a reconstruir lo que ya un día tuvimos, sin esperar por los procesos políticos y sin correr la arruga de forma indefinida. Nos importa el hoy, aquí y ahora.

Por lo tanto, la ardua tarea de ayudar a inclinar esa balanza le corresponde ahora a ese liderazgo gremial que asumió las riendas ayer en Maracaibo. Todos ellos traqueados en estas lides, todos venidos del mundo productivo y todos arriesgando el pescuezo para continuar con una dura tarea, como lo es la de sentarse con sus contrapartes oficiales en total abstracción de ideologías y enfocados en la meta, que no es otra que mejorar las condiciones bajo las cuales se hacen negocios en el país.

Conozco a varios, los respeto y los apoyo a todos. La vara ya está alta, porque quienes los antecedieron trabajaron muy duro para lograr mejoras y algunas se han logrado. No podemos cejar en el incansable empeño por conquistar nuevos espacios que propendan al bienestar social y económico del país. Parto de una frase del himno de Francia, La Marsellesa, “¡En marcha, hijos de la Patria” y concluyo con una frase del nuestro, “¡Compatriotas fieles, la fuerza es la unión!”.

Dr. Guillermo Mendoza Dávila
guillermomendozad@gmdconsultor.com

 

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de whatsapp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b

Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.