Valera bateó sobre .300 entre doble y triple A con la organización de San Luis/Foto: Archivo
COMPARTE

El joven segunda base Breyvic Valera, flamante Jugador Más Valioso de la temporada 2016-2017 del béisbol profesional venezolano, tiene clara su próxima meta: llegar a las Grandes Ligas con los Cardenales de San Luis.

“Uno del béisbol aprende cada día. Lo único que puedo hacer es trabajar fuerte para ser mejor. Quiero ganarme mi oportunidad en las Grandes Ligas”, afirmó Valera, quien acaba de cumplir 25 años, tras cerrar una excepcional campaña en Venezuela con los Bravos de Margarita.

Así, con tesón, se ha forjado como pelotero, aunque muchos cazatalentos pensaron que no estaba hecho para el deporte profesional.

Él mismo dudó, pero ha ido en constante crecimiento.

El domingo, Valera fue designado Jugador Más Valioso tras dejar sólidos números en la ronda regular: promedio de .356 en 61 juegos disputados (78 hits en 219 turnos), con 13 dobles, seis triples y siete jonrones, más 28 carreras impulsadas y 40 anotadas. Además, se robó 11 bases.

Nadie en la Liga disparó tantos imparables y, en el camino, rompió el récord previo para un pelotero de los Bravos en una zafra, 76.

Fue “una temporada de ensueño”, dijo Varela, citado en un boletín de prensa del equipo de la isla de Margarita (norte), aunque ello no bastó para que los insulares siguieran en carrera por el campeonato.

Resultaron eliminados por los Cardenales de Lara en su serie de primera fase de playoffs, en el máximo de siete juegos (4-3).

Premio a la constancia 

Nacido en Montalbán, población de 20.000 habitantes en el estado Carabobo (norte), Valera estuvo a punto de olvidarse de los guantes y los bates cuando tenía 18 años.

Incluso había dormido en estadios, esperando que amaneciera para hacer pruebas y enamorar a algún ojeador, pero todos sus esfuerzos eran infructuosos. No parecía un diamante en bruto, pero prometía.

Ya estaba resignado, hasta que una noche recibió una llamada telefónica de un scout: iba, por fin, a firmar un contrato profesional.

Se ha tenido que ganar a pulso cada oportunidad, con un alto sentido de superación. Y dedica el éxito a su fallecida abuela y a la gente de Montalbán, aunque en la zona reinen los Navegantes del Magallanes, con sede en la vecina ciudad de Valencia, 180 kilómetros al oeste de Caracas.

“Muchos apoyan al Magallanes, pero cuando yo estoy en juego están conmigo”, bromeó.

Sobre su premio, Valera lo considera un hito “importante” como “persona y profesional”, esperando que sea la antesala de grandes satisfacciones.

El reto

El pelotero se reportará a los entrenamientos primaverales de los Cardenales de San Luis en febrero, con la esperanza de hacer méritos para debutar en la gran carpa durante la temporada de 2017, que arrancará en abril.

El camarero viene de jugar en 2016 con las filiales AA y AAA de la organización, con average combinado de .304 en ambas categorías. “Sé que ayudaré”, sostiene.

San Luis incluyó a Valera en su nómina de 40, un movimiento que evitó que se convirtiera en agente libre de ligas menores y que indica que la franquicia tiene planes para él.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.