La personas madrugan para intentar comprar el gas. (Foto Dayrí Blanco)

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Cinco horas. Ese fue el tiempo que invirtió Eugenia Linares para poder llegar a casa con el objetivo cumplido: Comprar gas. Tuvo suerte esta vez. En otras ocasiones regresa con las bombonas vacías.

A las 4:00 a.m. salió de su vivienda en el municipio Carlos Arvelo para ir a la Zona Industrial La Quizanda, donde está uno de los llenaderos públicos del combustible. “Esto no puede ser así. Nuestra calidad de vida ha desmejorado. Le pedimos al gobernador que interceda en esta situación”.

El precio de las bombonas aumenta cada día sin ningún control de las autoridades. (Foto Dayrí Blanco)

Linares aseguró que este problema comenzó hace 18 años. Ella recuerda que antes transitaban con frecuencia camiones cargados de cilindros y no había necesidad de ir a ningún establecimiento.

Después todo cambió. “Teníamos que llamar a los llenaderos para pedir cita y venir a comprar, y ahora tenemos que simplemente calarnos estas colas”.

Este señor tenía hoy la esperanza de poder comprar dos bombonas pequeñas. (Foto Dayrí Blanco)

Otro problema que deben sortear los carabobeños es el precio. “Sabemos que 50 bolívares no es nada. Pero no es justo que nos aumenten cada semana y ya estemos pagando entre seis y ocho mil bolívares”.

La espera por el gas es de muchas horas y algunas veces no llega. (Foto Dayrí Blanco)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.