Foto Kevin Arteaga

En Carabobo no todos pudieron vivir el primer día de cuarentena colectiva desde la comodidad de su hogar, como correspondía. A centenares de personas les tocó hacer largas filas por más de cinco horas bajo el inclemente sol para, con suerte, poder surtir sus automóviles con gasolina.

La larga fila de vehículos estacionados en ambos sentidos de la Autopista Regional del Centro difícilmente pasa desapercibida. Todos esperan lo mismo: poder abastecerse de gasolina en la estación de servicio Mi Bohío. Algunos, incluso, tienen los tanques complemente vacíos y les ha tocado mover sus carros a empujones, con su propia fuerza.

“Estoy en manos de Dios”, dijo Gabriela Martínez, quien vive en Valencia y desde las 7:00 a.m. de este martes se encontraba haciendo la fila para intentar abastecerse en Mi Bohío. “No me queda gasolina para regresarme y en mi casa dejé a mis dos hijos”.

Son las 2:00 p.m. y la esperanza comienza a desvanecerse, la gasolina se acabó desde hace más de una hora y la estación se mantiene cerrada. Aunque un efectivo de la Guarda Nacional Bolivariana (GNB) informa que la próxima gandola con gasolina “posiblemente” llegue a las 3:00 a.m. del miércoles, muchos deciden quedarse.

Justo en el vehículo atrás de Martínez estaba al volante Gloria Sánchez, de 83 años, sola y a la espera de poder llenar el tanque de su carro para irse a Tinaquillo, donde vive. Manifestó sentirse descompensada, debido a que temprano salió del lugar en el que se estaba quedando en Valencia y no tuvo tiempo para desayunar. “Ni agua he tomado”.

Sánchez afirmó no estar enterada del decreto de cuarentena anunciado en la noche del lunes por Nicolás Maduro, con el que se prohíben los viajes de un estado a otro, por lo que se sorprendió cuando una persona que estaba en la misma fila le informó que eso le impediría llegar a Tinaquillo. “Esto no puede ser posible. Yo tengo que ir a mi casa”, dijo.

Desde el jueves 12 de marzo en la entidad se registra lo que José Parada, jefe regional del Estado Mayor del Gas y Combustible, ha definido como una “falla de orden operativo” que afectó la distribución de combustible en las estaciones de servicio locales y en las de otros cuatro estados del centro del país.

Al inicio, se anunció que el despacho de combustible a las estaciones estaría restringido solo en 30% pero, con el pasar de los días, la escasez de gasolina solo empeoró.  Para el viernes 13 de marzo estaban cerradas alrededor del 85% de las gasolineras en Carabobo, un panorama que se repite este martes.

Temprano se conoció que Parada tendría una reunión en la sede de la Zona de Defensa Integral (ZODI) de Carabobo en la que, al parecer, se discutiría la implementación de nuevas medidas de mayor restricción. Esto representaría la limitación del suministro de combustible a únicamente las personas autorizadas para circular luego del decreto de cuarentena: personal de la salud, distribución de alimentos, funcionarios públicos y trabajadores de los medios de comunicación.

El Carabobeño pudo constatar que en algunas gasolineras la medida de solo surtir combustible a personas con salvoconducto ya se estaba aplicando, a pesar de no ser un anuncio público por parte de las autoridades del estado. En la estación de servicio Chacao, funcionarios de la Policía de Carabobo les indicaban a los usuarios que cerrarían y que solo se limitarían a despachar a los exentos por el decreto de cuarentena.

Héctor Meza, quien estaba en la fila a las afueras de la estación de servicio Chacao, manifestó no estar de acuerdo con la medida. “Si iban a aplicarnos esto, por lo menos debieron avisarnos tres días antes para estar preparados. Deberían surtir a todo el mundo”, dijo.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.