Foto: Vicente Soto

En el papel estaba remarcado en colores llamativos el favoritismo de Cardenales de Lara para la serie semifinal frente Navegantes del Magallanes. Y en el terreno quedó plasmado. Los crepusculares derrotaron 11-9 al equipo turco, para barrer no solo el cruce entre ambas novenas, sino también las esperanzas de título del conjunto eléctrico en la temporada que marcó sus 100 años de fundado.

Los pájaros rojos obtuvieron su segundo boleto consecutivo a la gran final con decisivo sencillo de Rangel Ravelo en el décimo inning. Sin espacio en las almohadillas y la pizarra igualada a nueve carreras el cubano conectó el hit de la noche para definir el duelo y darle el pase por segunda campaña consecutiva a la escuadra larense, que esperará rival entre Caribes y Leones para tomar revancha de la zafra anterior cuándo cayó ante las Águilas del Zulia.

Me tocó el turno del encuentro. Me paré agresivo en el home plate y pude dar el batazo. Este es un equipo grande, todo el mundo aporta su granito de arena. Vamos a dar el 100 por ciento para llevarnos ese campeonato”, mencionó Ravelo tras la algarabía del último out en una noche que marcó el fin de las acciones en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia.

Ildemaro Vargas y Juniel Querecuto volvieron a responder en los dos primeros puestos del lineup cardenalero, al combinarse para empujar seis carreras y disparar igual número de hits en 11 turnos. El campocorto Querecuto fue protagonista de uno de los momentos claves en la jornada, luego de conectar jonrón con un hombre en base ante los envíos del relevista Hassan Pena para igualar las acciones en el octavo y mandar el juego a extrainnigs.

32 hits dieron entre ambas novenas durante el choque que se convirtió en un auténtico toma y dame, desde que Cardenales tomó ventaja 5-0 hasta que posteriormente la carabela tomó ventaja por primera vez en toda la serie 8-5. Pero el bullpen naútico volvió a naufragar por segundo cotejo corrido ante los bates visitantes.

Esto dice mucho de la personalidad y el carácter de este equipo, viajar a Valencia y poder venir de atrás contra un equipo tan aguerrido como Magallanes, es increíble” admitió el manager José Moreno a pie de terreno, visiblemente conmovido por la oportunidad que se le presenta en su primer año como estratega de disputar una serie por el título de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

De poco sirvió la actuación con el madero del receptor homeclub Jesús Sucre, quien ligó de 5-4 con tres carreras remolcadas y vio como su racha de juegos consecutivos dando de hit se alargó a 25. Tampoco la reaparición en la alineación de Alberth Martínez con trío de indiscutibles y par de anotadas.

El pitcheo abridor del Magallanes volvió a fallar, como fue la constante a lo largo de la postemporada, donde la novena cerró con balance de 2-8. Omar Bencomo Jr. solo pudo mantenerse en el montículo por espacio de 2.1 innings para proseguir con la tónica de los iniciadores turcos, que no alcanzaron el quinto episodio en ninguno de los encuentros de playoffs.

Nestor Molina, por su parte, no pudo mantener la racha completamente contraria a la filibustera, luego de que en los anteriores ocho turnos en la rotación larense los pitchers llegaron al capítulo de la legalidad. Molina lanzó 3.1 entradas.

El pitcher ganador fue Felipe Paulino y el perdedor Rodríguez. Mientras que el rescate se lo anotó Ricardo Gómez.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.