El presidente venezolano, Nicolás Maduro, “tiene que hacer sus cálculos de cómo quiere terminar esto”, dijo Carlos Vecchio, delegado ante EE.UU. del líder opositor Juan Guiadó, para quien las iniciativas que están surgiendo en el exterior y en Venezuela están generando las condiciones para una transición en su país.

“Yo lo veo muy claro. Maduro yo creo que hoy no confía en nadie, ni en su sombra, y sabe que no está seguro ni siquiera en Venezuela”, aseguró Vecchio en una entrevista con Efe.

El representante de Guaidó reaccionó así a la decisión de la Justicia estadounidense de ofrecer recompensas por Maduro y su entorno, justo antes de extender una rama de olivo y presentar un plan de transición en ese país cuyo eje principal es la creación de un Consejo de Estado que ejerza de “gobierno de transición”.

Sin anticipar tiempos, Vecchio subrayó que en Venezuela “se va a avanzar hacia una transición”, porque “ya Maduro es pasado y es cuestión de tiempo mantener” esa firmeza.

“No se va a esperar a que Maduro tome una decisión”, alertó sobre la acusaciones judiciales, y destacó que con su nuevo plan, “por primera vez Estados Unidos deja claro el camino para levantar las sanciones”.

Más que las sanciones, “yo creo que lo que hay que levantar es la dictadura”, afirmó Vecchio, quien insistió en que “el único obstáculo” para la solución de la crisis venezolana en Maduro.

“El hecho de que EE.UU. diga ‘estoy dispuesto a levantar las sanciones’, ha puesto la pelota del lado de Maduro; es decir, es Nicolás Maduro quien tiene la posibilidad de que se levanten las sanciones, porque él propició ese escenario. Las sanciones no son gratuitas”, agregó.

UN PLAN DISEÑADO EN VENEZUELA

Sobre el plan de Washington, Vecchio apuntó que recoge ideas de los diálogos mantenidos en Barbados con la mediación de Noruega y coincide con la iniciativa de Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, de crear un gobierno de emergencia nacional.

La propues

ta estadounidense contempla el retorno de la democracia en Venezuela a través de un “Gobierno de transición” que incluya representantes de Maduro, y del líder opositor, Juan Guaidó.

También un levantamiento gradual de las sanciones, aunque el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha precisado que se hará solo después de que el Gobierno de transición esté establecido y las “fuerzas de seguridad extranjeras” hayan salido de Venezuela, en referencia velada a Cuba.

TRANSICIÓN EN MEDIO DEL CORONAVIRUS

Vecchio defendió también que la propuesta se conozca en medio de la pandemia del coronavirus, pese a las voces que han abogado por abrir canales de comunicación con Maduro para facilitar la atención de quienes puedan contraer la enfermedad.

“Esto es como si tuvieras un paciente y le dices: mira, tiene un cáncer terminal y tiene un infarto. Bueno, cuál curo primero”, afirmó el diplomático, quien dijo que no se puede atender un problema y dejar el otro.

Para él, a la pandemia se le suma una crisis de combustible inédita, el profundo deterioro de la industria petrolera venezolana, la “caída brutal” de los precios del crudo, la crisis del sistema de salud y la desnutrición.

“Entonces, no es correcto decir: ‘Bueno, déjame atender esto y después atiendo lo otro’. No”, sostuvo tras insistir en la necesidad de ayuda internacional.

MADURO DEBILITADO

Vecchio puso igualmente en entredicho el apoyo que el presidente venezolano pueda tener y dijo que una muestra de que “está más débil” es que tiene que “mostrar que tiene poder, que puede encarcelar, que puede perseguir”.

“El entorno íntimo de Nicolás Maduro y de personas que hoy están digamos dentro de la dictadura reconocen que Maduro es el pasado”, que no es capaz de resolver ningún problema de los venezolanos, y muchos “están construyendo también la posibilidad de decir que Maduro es la persona hoy tóxica de la cual hay que salir para que Venezuela pueda avanzar”, añadió.

MILITARES PARA DAR ESTABILIDAD

A juicio de Vecchio, los militares constituyen “una pieza importante para darle la transición a Venezuela y darle estabilidad”.

“Sí creo que van a jugar un rol y tienen que jugar un rol en la transición y sobre todo para darle estabilidad a ese nuevo Gobierno de emergencia nacional”, defendió.

Finalmente, Vecchio vaticinó que “en su momento” el militar retirado Cliver Antonio Alcalá Cordones, uno de los quince acusados por Washington de narcotráfico junto a Maduro, entrará en una negociación la Justicia de EE.UU. y aportará “muchos más elementos” a la investigación porque le conviene hacerlo cuando se conozcan “todas las evidencias que se tienen de ese proceso”, agregó.

Alcalá Cordones, que se entregó a las autoridades el pasado viernes en Colombia, y que se desconoce dónde se encuentra, se declaró “no culpable” de los cargos ante un juez federal en Nueva York, en una audiencia celebrada este lunes de forma virtual debido a la pandemia del coronavirus.

El general retirado se entregó en Colombia a agentes de la DEA un día después de que el Gobierno estadounidense presentó los cargos por narcoterrorismo contra Maduro y sus allegados, entre ellos Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.