(Foto Referencial)

Luego de conocerse la muerte de los jugadores de los Cardenales de Lara, Luis Valbuena (33) y José Castillo (37), la madrugada de este viernes en la vía hacia San Felipe, estado Yaracuy, funcionarios del Cicpc iniciaron la investigación del caso como un robo.

Así lo indicaron fuentes del organismo, quienes destacaron además que están tras la pista de una banda criminal dedicada al asalto de conductores en la vía, sobre todo en horas de la noche.

De acuerdo con la información que manejan los efectivos, el siniestro ocurrió a eso de la 1:30 de la madrugada de este viernes, específicamente en el sector La Negrita entre las poblaciones de Morón y San Felipe, en el estado Yaracuy.

Delincuentes colocaron una piedra y la taparon con una tela oscura para tratar de invisibilizarla de los conductores que circulaban con sentido hacia San Felipe.

En ese momento, la camioneta Toyota Fortuner blanca, placas AD668SV, donde viajaban los peloteros impactó con el objeto contundente y volcó.

El vehículo era propiedad del otro jugador del equipo, Carlos Rivero, y que era conducida por su chofer Raúl Medina.

Se supo, que tras culminar el juego entre Cardenales de Lara y Leones del Caracas en el estadio Universitario de la capital, los peloteros de Lara viajarían a Barquisimeto en su autobús oficial para organizar su próximo evento deportivo contra los Bravos de Margarita.

El jugador Carlos Rivero abordó su camioneta particular y Valbuena le pidió irse con él, pues debía llegar temprano a Barquisimeto para reunirse con su familia antes del partido.

Valbuena ya estaba montado en el autobús oficial, y cuando supo que Rivero viajaría en su carro particular acordó acompañarlo.

Además, invitó a José Castillo, conocido como “el Hacha”, para irse los tres en la camioneta esa noche. Detrás de ellos, iba en otro vehículo particular su compañero de equipo, el pítcher Elvis Escobar.

Este lanzador fue testigo del siniestro, pues observó cuando la camioneta de sus compañeros fue impactada en un costado por la piedra que colocaron los delincuentes, luego volcó y dio varias vueltas.

En ese momento los dos peloteros que iban en el asiento trasero sin los cinturones de seguridad, salieron despedidos del vehículo y cayeron al pavimento.

El cadáver de José Castillo saltó la isla y quedó en sentido contrario de la vía, mientras que Valbuena falleció en el canal rápido de la autopista.

El chofer de la camioneta fue el primero en salir del vehículo destrozado y ayudó luego a Carlos Rivero. Ambos presentaron lesiones leves en la cabeza y brazos, además de politraumatismos.

Fuentes policiales indicaron que después del hecho, varios delincuentes se acercaron y robaron algunas pertenencias de las víctimas.

Al sitio llegaron funcionarios policiales una hora después, al igual que el autobús oficial del equipo que venía detrás.

Los compañeros se encontraron con el siniestro y levantaron los cadáveres que, posteriormente, fueron llevados a la morgue de San Felipe, mientras que los dos lesionados los trasladaron a una clínica local.

Los efectivos policiales indicaron, de forma extraoficial, que los responsables del hecho forman parte de una banda delictiva que azota a diario a los conductores que transitan por esa vía.

Acostumbran a colocar obstáculos y “miguelitos” para luego asaltar a quienes se detienen accidentados.

Con información de El Universal




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.