(Foto referencial)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exhortó hoy a Venezuela a respetar todas las posiciones y derechos de las personas en el país en el marco del proceso electoral que vive esa nación de cara a las elecciones de este mes.

Consultada por la prensa en Santo Domingo sobre el proceso electoral de Venezuela, que celebrará comicios presidenciales el 20 de mayo, Esmeralda Arosemena, primera vicepresidenta de la CIDH, dijo que corresponderá a la población venezolana asumir con patriotismo y fortaleza este proceso y subrayó que no es una situación sencilla.

“De allí mi llamado al respeto por todas las posiciones, por todos los derechos de todas las personas”, señaló la también relatora para Ecuador, Guatemala y México después de presidir una audiencia sobre denuncias de violaciones de derechos humanos por la justicia militar en Venezuela en el marco del 168 periodo de sesiones que el organismo celebra esta semana en Santo Domingo.

Cuestionada sobre si en Venezuela se violan los derechos humanos, apuntó que en la nación suramericana hay una normativa que requiere de una revisión para que se adecúe a los estándares.

En la audiencia pública en la capital dominicana, representantes de la sociedad civil de Venezuela denunciaron violaciones a los derechos humanos por parte de los militares, una práctica utilizada como herramienta de represión y persecución política.

En ese sentido, solicitaron al Estado de Venezuela cesar de inmediato la aplicación de la justicia militar a civiles y poner en libertad inmediatamente a los civiles presos por órdenes de tribunales militares, de acuerdo a la petición leída por Carlos Patiño, de la organización Provea.

Igualmente, recomendaron al Estado venezolano adoptar los códigos, leyes y normativas militares a la Constitución y el establecer que civiles no sean juzgados en tribunales militares.

De acuerdo con los representantes de la sociedad civil, en el Gobierno de Nicolás Maduro “es cuando se ha recurrido a la justicia militar de manera más intensa, con más de siete mil personas señaladas de delitos militares en 2017”.

Pusieron el ejemplo del diputado venezolano Gilber Caro, detenido del 11 de enero de 2017 por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y considerado como un preso político por la oposición y organizaciones defensoras de los derechos humanos, pero que, según el Ejecutivo, fue capturado en flagrancia en el estado Carabobo cuando portaba un arma y explosivos, material de guerra de uso exclusivo de la Fuerza Armada.

A su turno, el Estado venezolano, a través del general Edgar Rojas, presidente de la Corte Marcial, afirmó que dentro de la justicia militar se garantiza el debido proceso y los derechos humanos y los jueces son autónomos en el ejercicio de sus funciones y en los casos que les toca juzgar.

La CIDH, por su lado, recordó que en tiempo de paz los civiles no deben ser juzgados por militares.

En ese sentido, Esmeralda Arosemena, en sus declaraciones a la prensa, señaló que los militares están para garantizar la defensa de los territorios y la soberanía de la nación y no para actuar en contra de los civiles.

El tema formó parte de la quinta y última jornada de audiencias públicas que la CIDH celebra en Santo Domingo y cuya agenda incluye también el examen de casos de Bahamas, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.