El desbordamiento del río La Paila, deja al menos 4 desaparecidos y 26 heridos en el municipio de Corinto, informaron hoy las autoridades colombianas. (EFE)
COMPARTE

Los equipos de rescate y socorro comenzaron hoy a trabajar a destajo desde primera hora del día en el municipio colombiano de Corinto (suroeste) para buscar a los cuatro desaparecidos que dejó ayer una riada y avanzar en las labores de desescombro en la localidad.

En las labores trabajan militares del Ejército, miembros de la Policía y de la Defensa civil que realizan las labores de limpieza de escombros y ayudan a los damnificados a recuperar sus enseres en casas que quedaron anegadas por el barro y el agua que arrastró el río La Paila a su paso por Corinto, departamento del Cauca.

La catástrofe comenzó ayer alrededor de las 18.10 hora local (23.10 GMT), cuando las fuertes lluvias causaron un desbordamiento de ese río a su paso por Corinto y las autoridades alertaron a los habitantes del casco urbano para que fuese evacuado.

Según la Cruz Roja Colombiana, hubo una “creciente con empalizada” que, según el último reporte, destruyó 20 viviendas en seis barrios afectados y causó heridas a 26 personas.

En total, 256 personas son atendidas en un coliseo deportivo de la localidad donde han sido trasladadas y en el que los equipos de socorro han repartido comida y los han atendido.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se solidarizó con “con las familias afectadas” y a través de Twitter anunció que la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres del Cauca (OAGRD) “está al frente de la emergencia”.

También anunció que un equipo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) se trasladó a primera hora de hoy para prestar su apoyo en la zona.

A la zona se dirigió también el gobernador del Cauca, Oscar Campo, que detalló que están atendiendo la emergencia sobre el terreno en articulación con el UNGRD, el Sistema de Gestión de Riesgo y el Gobierno Nacional.

Las fotografías del lugar muestran como el lodo que arrastró el río ha anegado muchas calles del lugar, hoy intransitables excepto por la maquinaria pesada de los equipos de emergencia.

Los lugares más afectados fueron los barrios La Colombiana, La Playa y Esmeralda, así como de las aldeas Carrizales, Pedregal y El Tablón.

El director del Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia, Omar Franco, pronosticó ayer un noviembre “pasado por lluvias” acorde con la “temporada regular” de aguaceros en el país.

Según el funcionario, la “alerta máxima en la región” se mantendrá “por lo menos hasta la segunda semana del mes de diciembre”.

Esas fuertes lluvias también han afectado otros lugares del países como Manizales, ciudad enclavada en el Eje Cafetero (centro), donde las fuertes precipitaciones dejaron doce barrios sin agua y varias familias tuvieron que ser evacuadas.

También un fuerte aguacero causó un derrumbe en la carretera que une a Bucaramanga (noreste) con Cúcuta, donde está el principal paso entre Colombia y Venezuela.

Esos deslizamientos provocaron que una treintena de vehículos quedaran represados en la vía.

La Organización de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA) informó el pasado sábado que el desbordamiento de tres ríos y dos quebradas en el departamento del Cauca damnificó a más de 5.000 personas.

Esas crecidas se produjeron por las fuertes lluvias que se registraron entre el 25 y 26 de octubre pasados. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.