Foto: @Publimetro

La Conmebol declaró ganador por 3-0 al Independiente argentino tras una protesta que presentó contra el Santos de Brasil por la inclusión irregular del uruguayo Carlos Sánchez en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2018.

El partido, que finalizó sin goles, se disputó el pasado 21 de agosto en Buenos Aires. El juego de vuelta se escenificará la noche de este martes en Sao Paulo.

El Tribunal de Disciplina de la organización deportiva recordó en su resolución que “cualquier equipo que sea responsable por una alineación indebida se considerará como perdedor de ese encuentro por 3-0”.

Por lo tanto, acogió el reclamo presentado por Independiente y declaró como perdedor al Santos con un resultado de 3-0 a favor del Independiente, “de conformidad al artículo 19 del reglamento disciplinario de la Conmebol”.

Confirmó, por otra parte la suspensión de Sánchez por un juego, “la cual deberá cumplirse en el siguiente partido de la Libertadores 2018”, es decir, este martes en Sao Paulo.

La maratónica sesión de la comisión disciplinaria, iniciada el lunes y finalizada la mañana de este martes, resolvió aplicar taxativamente la normativa.

“Eso no es ‘fair play'”, dijo a periodistas el presidente del Santos, Jose Carlos Peres, al lamentar que el club argentino hizo su denuncia a la Conmebol después de finalizar el juego de ida.

“No fue una actitud deportiva. Santos no tiene ese tipo de actitudes. El fútbol se tiene que definir en el campo de juego”, se quejó.

Santos en Asunción

Un documento de la Conmebol de 2016 había advertido a las asociaciones sudamericanas sobre la existencia de suspensiones de jugadores, pese a una amnistía (reducción de penas) decretada en homenaje al centenario de la creación de la entidad del fútbol sudamericano.

“Es exclusiva responsabilidad de los clubes asegurarse que los jugadores que alineen, cumplan o hayan cumplido las penas que les hayan sido impuestas por los órganos disciplinarios”, subrayó un escrito de la Conmebol del 17 de febrero de 2016.

Santos, que envió a Paraguay toda una delegación de abogados encabezada por el propio presidente del club para la sesión de la comisión disciplinaria, había pedido que el volante uruguayo cumpliese la sanción en el partido de vuelta (es decir, este martes en Sao Paulo) y que el resultado del partido de ida se mantuviese en 0 a 0.

Independiente, a su turno, había reclamado el partido ganado (3-0), como dice el reglamento.

Anteriormente, la Conmebol había dado ganador 3-0 al Lanús de Argentina en el partido que perdió (2-1) ante el Chapecoense brasileño el 17 de mayo de 2017 en Buenos Aires por la Copa Libertadores por la mala inclusión de un jugador del ‘Chape’ que había sido expulsado por tres fechas y apenas cumplió una.

La Conmebol también favoreció con una victoria 3-0 al San Lorenzo de Argentina en el partido que perdió (2-1) en su cancha ante el Temuco de Chile el 26 de julio de este año por la segunda fase de la Copa Sudamericana.

En este caso, la decisión se basó en que el elenco chileno alineó indebidamente a un jugador que había sido inscrito por otro club en la lista de buena fe para disputar la primera fase del torneo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.