Foto: Archivo
COMPARTE

La estrella del Real Madrid Cristiano Ronaldo fue imputado este lunes por la justicia española por un presunto fraude fiscal multimillonario, lo que el jugador niega.

En un nuevo capítulo de la ofensiva de la justicia española contra las irregularidades fiscales en el fútbol, el cuatro veces Balón de Oro se presentó a declarar en la mañana de este lunes en el tribunal en Pozuelo de Alarcón, un adinerado municipio contiguo a Madrid donde reside.

El jugador afirmó por su parte que jamás tuvo la intención de evadir impuestos.

El delantero portugués de 32 años entró y salió del juzgado por el estacionamiento, para evitar a los periodistas que lo esperaban frente a la entrada.

Pero luego su agencia representante Gestifute emitió un comunicado en el que afirma que Ronaldo se defendió ante la jueza alegando que “jamás” ocultó sus ingresos.

“La Hacienda española conoce en detalle todos mis ingresos, porque se los hemos entregado; jamás he ocultado nada, ni he tenido intención de evadir impuestos”, dijo el jugador, citado por el comunicado.

“Siempre hago mis declaraciones de impuestos de manera voluntaria. (…) Quienes me conocen, saben lo que les pido a mis asesores: que lo tengan todo al día y correctamente pagado, porque no quiero problemas”, abundó el internacional portugués.

14,7 millones de euros 

Considerado por la revista Forbes como el deportista mejor pagado del mundo, Ronaldo fue notificado durante la audiencia que es investigado por un supuesto fraude fiscal de 14,7 millones de euros, relacionado con sus derechos de imagen.

La fiscalía le imputa haber utilizado entre 2011 y 2014 una estructura de sociedades radicadas en Irlanda y en las Islas Vírgenes Británicas, “para ocultar las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento ‘voluntario’ y ‘consciente’ de sus obligaciones fiscales en España”.

Además, dice que pese a residir en España desde 2009, declaró tardíamente en 2014 unos 11,5 millones de euros de ingresos durante el periodo comprendido entre 2011 y 2014, cuando en realidad habrían sido de unos 43 millones.

A ello se añaden, según la fiscalía, otros 28,4 millones de euros disimulados a la administración fiscal, correspondientes a los derechos de imagen del período 2015-2020.

En total, Ronaldo habría dejado de pagar 14,7 millones de euros.

Pero el jugador refutó estas acusaciones.

Afirmó que la estructura societaria no la creó para venir al Real Madrid en 2009, sino que ya la usaba desde 2004, cuando militaba en el Manchester United, y “fue comprobada por la Hacienda inglesa y ratificaron que era legal y legítima”.

Según el comunicado, Ronaldo declaró los ingresos por derechos de imagen recién en 2014 porque fue en ese año cuando los recibió de la sociedad que los cobraba.

De hecho, el haber declarado de un solo golpe los años 2011-2014 redundó en beneficio del fisco, que recibió más dinero, por aumento de tipos de gravamen y revalorización del dólar, que si lo hubiera hecho año por año, dijeron sus representantes.

Ronaldo es “uno de los contribuyentes individuales que más paga en todo el país”, agregaron.

Campaña del fisco 

Los titulares que ha generado su presunto fraude irritaron al portugués, tanto así que se llegó a especular con su partida del Real Madrid, del que es el mayor goleador de la historia.

Finalmente, decidió permanecer en el equipo merengue, ganador en la temporada pasada de la Liga española y la Liga de Campeones, según el entrenador Zinedine Zidane.

Si llegara a ser condenado, “CR7” se expone a una multa de un mínimo de 28 millones de euros, según el sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda español, Gestha.

Dicho monto equivale al tercio de lo que ganó el año pasado, unos 93 millones de dólares (80 millones de euros), según la revista Forbes.

Dentro de la ofensiva del fisco español, en 2016 recibieron condenas por fraude fiscal el astro argentino Lionel Messi y su compatriota, también del FC Barcelona, Javier Mascherano.

Pero el fisco también ha puesto en la mira a futbolistas o entrenadores que pasaron por el Real Madrid: Ángel di María, José Mourinho, Fabio Coentrao… Sin olvidar al agente de todos estos, el portugués Jorge Mendes, inculpado a fines de junio por un juez del tribunal de Pozuelo, precisamente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.