COMPARTE
Las tortugas marinas son animales realmente extraordinarios e imprescindibles para mantener el delicado equilibrio de los océanos y de la vida en general de la Tierra. Hace más de 100 millones de años que cruzan las aguas del mundo y están presentes en todos los hábitats marinos. Es por eso que al celebrar el Día Mundial de la Tortuga Marina, tenemos que recordar la importancia de continuar el trabajo de conservación que se está llevando a cabo para proteger a estas criaturas de agua salada.
La fecha elegida conmemora el nacimiento de un famoso conservacionista que dedicó su vida a proteger a estos reptiles, defender su aporte al Medio Ambiente y a explicar al mundo su importancia: el zoólogo y herpetólogo Archie Carr, que nació el 16 de junio de 1909 en Alabama y falleció a los 77 años en Florida.

Una vida muy complicada

Tras largas travesías nadando, cada año machos y hembras se encuentran en ciertos sitios que están grabados en su memoria genética, para procrear a las nuevas generaciones. Tras la cópula los machos generalmente vuelven al mar y las hembras se dedican a anidar, haciendo grandes pozos y enterrando sus huevos en la arena.
Una hembra puede desovar hasta ocho veces cada temporada. Las crías de tortuga nacen después de aproximadamente seis a ocho semanas y tras romper el cascarón, excavan hacia la superficie de la arena para encontrar su camino hacia el mar. Pero la vida de una tortuga marina resulta muy dura y aproximadamente uno de cada 1.000 bebés logran llegar a la edad adulta e iniciar el ciclo de nuevo.

Los aportes de las tortugas

Una de las cosas más fascinantes acerca de las tortugas marinas es que en cada momento de sus vidas tienen un impacto en los ecosistemas a los que pertenece en cada momento. Esto sucede de muchas maneras y es fundamental para la salud del Medio ambiente.
Un ejemplo de ello son los huevos, ya que los que no eclosionan se descomponen en la arena y proporcionan nutrientes para las plantas. Y cuando los pequeños nacen y se arrastran camino al mar, mueven una enorme cantidad de nutrientes, suministrando alimentos a los pequeños organismos vivos que pululan cerca de la superficie. Cuando los adultos llegan a las playas de anidación también traen nuevos nutrientes del mar.
Los huevos y las crías son una fuente importante de alimento para un buen número de predadores incluyendo aves, mamíferos y crustáceos. Ellos desentierran los huevos de tortuga marina y también cazan las crías mientras reptan hacia el mar.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.