Es una realidad. La vacuna para combatir el cáncer de mama creada por el doctor Jacinto Convit y desarrollada por la fundación que lleva su nombre, es una excelente y accesible inmunoterapia personalizada para el tratamiento del cáncer de mama, aseguró la nieta del eminente científico venezolano, Ana Federica Convit.

La publicación en la revista científica internacional Oncotarget difundió la buena nueva. “Ahora podemos dar noticias al país y decir ‘señores, la vacuna del doctor Convit existe, es una vacuna efectiva y aquí está demostrado, en una revista científica internacional reconocida en cáncer’”, detalló Ana Federica Convit en declaraciones a El Universal

La preparación de la vacuna, explicó la secretaria general de la fundación Jacinto Convit, se hace a partir de las células malignas de la paciente. El eventual tratamiento sería personalizado y en futuras pruebas clínicas la vacuna sería preparada por la fundación.

Línea del tiempo sobre el desarrollo de una inmunoterapia para el cáncer de mama diseñada por el doctor Jacinto Convit.

El legado del insigne Jacinto Convit

La Fundación Jacinto Convit ha sido pionera en investigación de inmunoterapia de cáncer. En nota de prensa difundida en su página web detallan aspectos de este proceso que conllevó a la validación de una vacuna para el tratamiento del cáncer de mama, a partir de los estudios que el valioso médico venezolano realizó durante sus últimos años de vida.

Jacinto Convit obtuvo reconocimiento internacional por las vacunas contra la lepra y la leishmaniasis, creadas tras años de investigaciones. Ahora dejó al mundo un legado valiosísimo. Una vacuna para combatir el cáncer de mama que, según la fundación que lleva su nombre activó el sistema inmune en los ratones tratados.

De acuerdo con la nota difundida por la la fundación, se demostró que la vacuna indujo una potente activación del sistema inmune en los ratones tratados, se evidenció un posible establecimiento de memoria inmune, condición que reduce la probabilidad de presentar metástasis en el transcurso de la enfermedad

Se comprobó además, una significativa reducción en el tamaño del tumor por una extensa eliminación del mismo. También se obtuvo una disminución del porcentaje de células inmunosupresoras que atentan contra una eficiente erradicación del tumor, detalla la publicación.

Según los investigadores de la fundación, la respuesta inmune antitumoral observada en la investigación, aunado al bajo costo de producción y facilidad de preparación, hacen de la vacuna una excelente y accesible inmunoterapia personalizada para el tratamiento del cáncer de mama.

Ana Federica Convit recuerda que su abuelo vio similitudes en la respuesta inmune del individuo frente a un tipo de Leishmania y el Mycobacterium Leprae, con las células cancerígenas. “Decidió desarrollar una propuesta de inmunoterapia para combatir esta enfermedad, comenzando por el cáncer de mama”.

Las primeras publicaciones que hizo el doctor Convit sobre el tema se difundieron en la Gaceta Médica de Caracas en 2006. Tras su muerte, el 12 de mayo de 2014, la fundación decidió, entre 2015 y 2017, conformar un equipo de investigadores que continuó el protocolo experimental de su estudio sobre el cáncer. “Montamos un experimento en modelo preclínico, un experimento grande, importante, donde se consiguieron unos hallazgos significativos” que hoy fueron difundidos y validados por la revista científica Oncotarget. Hoy tenemos una vacuna que es una excelente y  accesible inmunoterapia personalizada para el tratamiento del cáncer de mama”.

Células malignas, BCG y formalina

No será prefabricada, ni vendrá en ampollas, tampoco se comercializará en cajas. La vacuna contra el cáncer de mama es una terapia autóloga, con un protocolo de preparación que incluye las células del tumor de la paciente, combinadas con la vacuna BCG y formalina. Es un tratamiento personalizado que se debe aplicarse de manera inmediata.

La entrevista difundida en El Universal detalla que ya desde la fundación están en conversaciones con distintas instituciones nacionales e internacionales para concretar la ejecución del futuro proyecto clínico. “Esa fase clínica tendría una serie de criterios que se tienen que seguir de manera muy rigurosa. Cuando lleguemos a esas fases y tengamos los lineamientos bien descritos, podremos dar más información”.

La Fundación Jacinto Convit adelanta los procesos para la patente que proteja el método de preparación de la vacuna, en el país y fuera de nuestras fronteras. Según Ana Federica Convit los fines no son comerciales, sino los de resguardar el derecho de la invención. “Solo queremos culminar todas las fases experimentales y lograr una aplicación más masiva. Esto es algo para la humanidad que nace en Venezuela”

Con información de El Universal y de la Fundación Jacinto Convit

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.