(Foto referencial cortesía thewynwoodtimes.com)

Expertos en materia política venezolanos opinan que las venideras elecciones pautadas para noviembre por el nuevo Consejo Nacional Electoral, podrían ser unos de los procesos eleccionarios más complejos de la historia del país.

La oposición política venezolana desde 2017 ha exigido a las autoridades garantías democráticas ante cualquier tipo de votaciones; sin embargo, el CNE avalado por el Estado venezolano, decidió convocar a comicios electorales para escoger a gobernadores, alcaldes, miembros de consejos legislativos y concejos municipales, excepto de presidente.

De cualquier forma, tal y como reseñó el diario La Prensa del Táchira, “hay una oposición que ha estado a favor de este CNE que no está pensando en presidenciales, tienen la vista puesta en un referendo revocatorio contra Nicolás Maduro, que puede solicitarse en 2022 cuando cumpla la mitad de su periodo”, puntualizó el politólogo Radames Graterol.

El especialista también resaltó que, desde la oposición dirigida por Juan Guaidó, se han centrado en exigir condiciones óptimas desde el punto de vista electoral, amparados en la comunidad internacional e incluso abogan por un CNE neutral.

El director de Súmate, Francisco Castro, por su parte resaltó que algunos aspectos han representado una mejoría con respecto a procesos anteriores. Particularmente, el anuncio del nuevo presidente del ente electoral, Pedro Calzadilla, con respecto a los plazos. “La mejoría consiste en la ampliación de dos lapsos: inscripción en el Registro Electoral, del 1 de junio al 15 de julio”; y la postulación de candidatos, del 9 al 29 de agosto, enfatizó.

Castro destaca que, de la forma en que han sido formulados los comicios, significan que todos los electores deberán emitir al menos seis votos. Aunado a esto, en zonas donde se postulan cargos plurinominales o participación indígena, el número de votos podría llegar hasta 10.

“El CNE ha subsanado este tipo de cosas en el pasado con el voto entubado o la opción de seleccionar a todos. Y es una contradicción, porque hay un sistema electoral mixto donde se promueve el voto nominal por encima del voto lista. Es decir, tiene más peso la proporción de un voto por nombre y apellido que por una tarjeta de un partido. Claramente estarían despersonalizando el voto”, adelantó.

El representante de Súmate piensa que estas elecciones están más cerca del ciudadano y que deben realizarse por separado, pero el Parlamento modificó la Ley Derogatoria de la Ley de regularización de los períodos constitucionales y legales de los poderes públicos estadales y municipales, para hacerlas en simultáneo. “Es una clara modificación de la ley para favorecer una decisión del gobierno”, aseguró Francisco Castro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.