Fermín Conde, miembro de la Comisión de Ajuste Salarial de la Universidad de la UC. (Foto Archivo=

Para Fermín Conde, miembro de la Comisión de Ajuste Salarial de la Universidad de Carabobo, es urgente abordar la precariedad en la que viven los profesores y trabajadores universitarios que, a su juicio, no logran cubrir las necesidades vitales con los ingresos mensuales que reciben.

Expresó que los docentes universitarios venezolanos reciben sueldos indignos en comparación con los percibidos actualmente por sus pares en América Latina, cuya remuneración diaria en algunos casos equivale al sueldo básico anual de un profesor en este país.

El representante gremial señaló que la situación límite que enfrenta el país, requiere la atención inmediata de los rectores de las universidades nacionales y del ministro Cesar Trompiz, a quienes exige que se concrete la reunión del CNU, que fue acordada el pasado mes de junio para discutir y aprobar los ajustes salariales del sector.

Conde manifestó que aunque esta petición pueda generar incomodidad o molestia al ministro Trompiz, él como hombre de Estado, debería entender lo justo y lo razonable de esta petición, inherente a la responsabilidad de su cargo.

“Hay que atender a los profesores para evitar el colapso de la educación y, en consecuencia, de la nación”.

Explicó que esta sesión serviría no solo para corregir el sueldo de los docentes, sino además para revisar las distorsiones que se han producido como consecuencia de la asignación de primas en algunas universidades, las cuales han generado diferencias significativas en las escalas de remuneración de las distintas categorías.

Precisó que eso hace que un profesor con menos de cinco años de antigüedad, perciba una remuneración superior a un colega con máximo escalafón, dedicación y cincuenta años de servicio.

Apuntó que hay que extender los beneficios salariales (bonos y primas) existentes en otras universidades, para evitar diferencias salariales importantes que oscilan entre 20% y 30% del sueldo integral de los profesores de una casa de estudio a otra.

Para el profesor universitario, estos cambios darían respuesta al clamor de los docentes y reivindicarían la labor educativa con criterios de retribución salarial acordes con la misión de la educación, como factor condicionante de cualquier transformación que requiera el país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.