COMPARTE

*** FANTASÍA O REALIDAD. Desde hacía varias semanas o meses atrás se planteaba y veía venir en el ambiente político-gubernamental, que la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, andaba resueltamente decidida a dar un paso al frente y dejar a un lado el fanatismo para ubicarse, como se ha ubicado, en el contexto de la legalidad en el ejercicio de sus funciones, como legítima representante de la vindicta pública. Lo hizo tarde, es verdad, pero lo hizo, y eso tiene sus méritos que la democracia y el país tendrán que reconocerlos, justo a tiempo. Su valiente posición frente al TSJ, desafiando a Maduro y a su entorno, la esperaba y la necesitaba Venezuela, en estos momentos cruciales. Las cartas están sobre la mesa y ahora es el momento para que otras instituciones alineadas con el futuro y la suerte nacional, hagan lo propio. Ni corta ni perezosa.

*** QUESERAS DEL MEDIO. Maduro y su gobierno, igual que una parte importante de la cúpula del PSUV, cayeron en shock con la decisión de la Fiscal y desde antes de que la hiciera pública, han movido cielo y tierra tratando de revertir los efectos, pero sin conseguir nada concreto que los saque de la perturbación, que es más que un estado de desesperación. La alta funcionaria, a todas estas, sigue con el mazo en la mano y su actitud hace pensar que ahora se propone a entregar a la AN copia original de su informe anual de gestión, que servirá para fortalecer más los argumentos en la OEA, para que se active, sin ver para los lados, la Carta Democrática, en el Consejo Permanente convocado para este lunes, y para lo cual ya habría la voluntad coincidente de 26 países, de manera de darle el mazazo final al régimen. Vuelvan caras.

*** MUEVE MONTAÑAS. La magistrada del TSJ, Gladys Gutiérrez, todavía forma parte de la omnipotente aunque fatídica Sala Constitucional, y su firma no estaría estampada en las dos sentencias que tienen al gobierno patas arriba, pues al parecer se negó a dar apoyo al proyecto de las dos últimas decisiones, pese a las presiones del alto gobierno y de sus colegas Maikel Moreno y Juan José Mendoza; y, como consecuencia, habría tenido que pelar cabos a España para protegerse de malos augurios. La doctora Gutiérrez, se recordará, repitió en la presidencia del TSJ, contrariando un empeño de Cilia Flores, opuesta a su reelección, que entonces consiguió de la mano de Diosdado Cabello, el apoyo de José Vicente Rangel y la bendición de Adán Chávez, que todavía mandaba a la sombra de su difunto hermano. ¿Se salvó en la rayita?

*** PALABRAS AL VIENTO. No es cierto que el presidente Maduro desconocía, como ha dicho, el contenido de las sentencias del TSJ, que lo tienen bailando en un tusero con alpargatas nuevas. Bastante cara dura al dar esa versión, cuando el mundo entero sabe y le consta que las medidas fueron cocinadas a fuego lento en Miraflores y que los textos fueron leídos y revisados de la A hasta la Z, porque el gobierno tenía propósitos deliberados, muy negros, como: 1) Demostrar ante la comunidad internacional su aparente legitimidad, y en función a ello, lograr la aprobación de financiamientos externos, sin consentimiento de la AN, 2) Legalizar las empresas mixtas para ponerle la mano a otros 400 mil millones de dólares, por esa vía oscura, y que los militares pudieran seguir recibiendo una tajada gorda, y 3) En la misma oscuridad, abandonar la OEA y saltarse los efectos de la Carta Democrática Interamericana y sus funestas consecuencias. Por cierto que este lunes temprano, en el auditorio de El Carabobeño, se realizará un foro para ahondar en la discusión de las dos sentencias. …!Esa Carta, desgraciada!.

*** FORAGIDOS SOLIDARIOS. Para este lunes se anuncia una reunión de urgencia de los gobernadores chavistas citados a Miraflores, tratando el gobierno de reponerse del cabillazo que le propinó la Fiscal General. Hasta anoche se guardaba con extrema cautela la lista de confirmados, y entre las reservas figuraba la posición del mandatario carabobeño, Francisco Ameliach, quien seguiría en reposo médico, y con un justificativo para no meterse en el brollo. Más sabe el diablo por viejo, que por diablo.

***EXTREMO A EXTREMO. El exalcalde de San Diego, Vicencio “Enzo” Scarano, se abrogó anoche la validación que habría alcanzado en Carabobo, Un Nuevo Tiempo (UNT), el partido de Manuel Rosales, y el hecho lo celebraba como un triunfo de Cuentas Claras y el resultado de su trabajo político que lo estaría catapultando como seguro candidato de la MUD a la Gobernación, pese a la supuesta inhabilitación de la que nadie más ha hablado. Empero, el grueso de apoyo que habría recibido ayer UNT se lo atribuyen en los corrillos políticos al respaldo efectivo y contundente que le dio al proceso el alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola, que puso a disposición de esa organización todo su equipo de trabajo y recursos logísticos, tanto que de los 10.278 firmas contabilizadas en el estado, 2 mil 87 salieron de Valencia. Bachaqueros virtuales.

*** HOJA DE RUTA. Mientras Scarano se proclamaba como el gran elector por el apoyo que logró UNT en Carabobo, y la propia dirigencia del partido de Rosales aseguraba haber pasado a ser la primea fuerza política regional, con la movilización de sábado y domingo; los adecos, por su parte, decían lo mismo, pero estableciendo la diferencia en que a UNT le caletearon los firmantes a los puntos de validación, mientras que la semana pasada la gente hizo lo propio, con el “partido del pueblo” pero acudiendo voluntariamente, por su cuenta y riesgo y sin que nadie les diera la mano y ni siquiera cola. Olímpicos camaleones.

*** VENENO DE ARAÑA.  Avanzada la noche del domingo, desde Fuerte Tiuna se supo que el Alto Mando Militar ha seguido analizando la situación del país, y que el ministro de la Defensa, Padrino López, una vez más habría sido el protagonista de los últimos acontecimientos, evitando que se consumara el autogolpe, que se veía encima aparejado con las decisiones del TSJ, y que su gestión fue la que hizo recular a Maduro, evitando de esa forma males mayores, pues parecía inevitable un incontrolable derramamiento de sangre, ya que el país no está dispuesto a aceptar un nuevo gobierno, que no venga derivado de la voluntad popular a través de elecciones libres y democráticas. Moños sueltos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.