COMPARTE

*** LOS OJOS DEL MUNDO. No fue de gratis ni de simple cortesía diplomática que Maduro viajó de urgencia a Cuba a mediados de la semana anterior. Estuvo atendiendo un llamado perentorio de Raúl Castro, frente a la emergencia que tiene la dictadura castrista de resolver el asunto de la transición en Venezuela, antes de que asuma Donald Trump la presidencia de Estados Unidos, y por consiguiente, se posesione el general John Kelly como nuevo jefe de Seguridad de USA; porque eso si que pudiera perturbar los esfuerzos que hace el régimen cubano por mejorar sus relaciones con el Imperio. Después de esa visita sorpresiva, vino la locura de apurar la eliminación del billete de cien bolívares en Venezuela. Tarzán y la mona Chita.

*** MANOS QUEMADAS. Las nuevas e insoportables angustias que le impuso Maduro y su gobierno a los venezolanos, con la decisión esa de acabar con la circulación de los billetes marrones, ha generado distintas hipótesis sobre el origen y motivación de la medida y la más reciente y novísima, es que se trataría de la guerra a muerte entre dos de los principales carteles que en Venezuela operan y se benefician del negocio de las drogas, ya plenamente identificados y buscados por las autoridades policiales y en tribunales de Norteamérica. Esos mismos grupos habrían presionado de tal manera, que a Maduro no le quedó más remedio que dar marcha atrás y otra vez quedar en ridículo ante el país y el mundo. Por allí fumea.

*** GARGAJO DE HORROR. Horas de zozobras intermitentes ha tenido que vivir el presidente Maduro, atolondrado y sometido sin piedad, por las presiones de los grupos que rodean sus ejecutorias en Miraflores. En el corre-corre y cabezazos a la pared, para salir del atolladero por los billetes de cien, el jefe de Estado estuvo no menos de seis horas seguidas reunido y acosado por el Alto Mando Militar, que al final lo hizo recular, persuadido de que el país estaba encaminado a un nuevo “Caracazo”, ahora con un escenario de violencia incontrolable, que los militares de media y baja jerarquía no estaban conformes con salir a reprimir, así por así. Manos de hierro.

*** GANANCIA DE PESCADORES. La colonia china resultó la mayor y más grande beneficiaria con el estira y encoje de los billetes de 100, pues tuvo a disposición, a puertas de sus negocios, pelotones completos de efectivos de la GNB, prestos a trasladar a los bancos las millonarias sumas de dinero que manejan a diario los comerciantes asiáticos, siempre privilegiados por el régimen; mientras el común de la gente sufría y lloraba, viendo y sintiendo, como se les podían esfumar sus ahorros de años, en un abrir y cerrar de ojos. El río sigue revuelto.

*** OJO POR OJO. Con inusitada perseverancia se puso a correr en las redes sociales la especie, de procedencia oficialista, sobre la inminente intervención del BOD, enrolando también al banco español Banesco. La bola, que preocupó a mucha gente, tanto como a los que tenían en sus manos montones de “marrones”, que en el caso del Occidental de Descuento, encontró explicación de inmediato, sustentada en la posición que ahora tendría el banquero Víctor Vargas, después de haber sido apresado por el Sebin y llevado a presencia del general González López, quien personalmente lo interrogó sobre su influencia accionaria en Credicard. Fue puesto en libertad y se creía que había salido liso, pero ya trasciende con fuerza la noticia de que el gobierno habría decidido sacarle los recursos públicos que tiene en su banco. Diente por diente.

*** PLATO FUERTE. Cualquier escenario es bueno para que el oficialismo se deje ver las costuras por sus choques intestinos. El TSJ es el espejo clarividente. Mikel Moreno, omnipotente presidente de la Sala de Casación Penal le arrebató al Sebin el caso del gringo James Mathison, esposo de la magistrada Solchy Delgado, acusado por la justicia militar de conspiración, y no solo lo puso en jurisdicción ordinaria, sino que, además, radicó el proceso en Carabobo. Culebra con dos cabezas.

*** MACUQUINA DE BRONCE. Aunque por el color parece más de petróleo crudo, lo verdaderamente cierto es que Aristóbulo Istúriz también está desaparecido, como la locha de níquel y el mediecito de plata. No suena ni se hace sentir en ninguna parte. Sus allegados lo ven apagado, algo como decepcionado e indispuesto. Ahora, haciendo las veces de Vicepresidente se puso a valer al general Vladimir Padrino López, quien no solamente controla los negocios bélicos, sino también a gran parte de la alta jerarquía militar, que se la entregó Maduro, en tinta y papel, a cambio de su sostenimiento en el poder, a como dé lugar. Donde ronca tigre, no hay reumatismo.

*** LO BUENO SE REPITE. Un movimiento extraño, que no fue sorpresivo, apareció en escena del Parlamento Nacional, el cual gestiona o procura, cuando menos, la permanencia de Henry Ramos Allup en la presidencia de la AN. La actividad la estarían adelantando trabajadores de distintos niveles administrativos del Capitolio, aprovechando la discordia existente entre los diputados de VP y Primero Justicia, y el silencio sospechoso de la fracción de UNP, lo que abrió una rendija por la que pudiera colarse de nuevo el diminuto y polémico legislador carabobeño, ahora más fuerte y repotenciado por las agresiones vulgares e incongruencias verbales en su contra, de Nicolás Maduro. El bebé suelto.

COMPARTE
Francisco
Periodista. [email protected]
Artículo anteriorRégimen Castro Comunista
Artículo siguienteInameh prevé inicio de semana con cielos despejados



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.