Provea: Javier Tarazona pasa su cumpleaños en prisión
Javier Tarazona, director de Fundaredes / Foto: Cortesía (Diario de Los Andes)

La activista Kenny Molina, esposa del director de la ONG Fundaredes, Javier Tarazona, exigió la liberación de éste y otros cinco activistas de la organización, luego que terminaran detenidos, este viernes, por funcionarios del Sebin en el estado Falcón.

“Exigimos la liberación de nuestros muchachos que sólo se han dedicado a defender los derechos humanos, y que son la voz de los sin voz en Venezuela”, dijo en un mensaje compartido en redes sociales y que recogió, este viernes, el medio internacional EVtv, radicado en Miami.

Hostigamiento previo

Tarazona había ido al Ministerio Público en Coro a denunciar el hostigamiento del que estaba siendo víctima por parte de funcionarios de la Policía estadal de Falcón, del propio Sebin y de desconocidos.

Al momento de su detención le acompañaba Rafael Tarazona, fundador de la ONG, Omar de Dios García, coordinador de FundaRedes en Falcón, y Jhonny Romero, director de Mayday Confavifd, quienes también resultaron detenidos.

El Carabobeño reportó, la tarde de este viernes, que el último contacto con Tarazona y sus acompañantes se registró a las 9:40 de la mañana de este viernes, según informó la defensora de los derechos humanos, Clara Ramírez, integrante de la ONG, en entrevista con el periodista Jhonattam Petit.

El equipo de Fundaredes alertó, a través de Twitter, a la red nacional de defensores de DDHH, a la comunidad internacional, al Sistema Interamericano y Universal de derechos sobre este atropello y detención arbitraria que se comete contra su director y el equipo de activistas en Falcón.

La situación de Apure

Vale recordar que, durante semanas, Tarazona y la ONG que dirige, se dedicaron a reportar los hechos que se suscitaron en Apure, durante los enfrentamientos que protagonizaron los grupos irregulares colombianos que hacen vida en territorio nacional (elementos del ELN y disidencias de las FARC) y efectivos de la Fuerza Armada venezolana, inclusive en momentos en que la información aportada por las autoridades militares eran escasas o nulas.

Develaron violaciones de derechos humanos, desplazamientos forzados, soldados heridos, presunto asesinato de civiles bajo el formato de falsos positivos, entre otros. De hecho, entre los casos más notorios, permitieron al mundo conocer sobre el secuestro de un grupo de soldados a manos de las guerrillas, bajo las que duraron mucho más de un mes, hasta su liberación en junio pasado.

También destaca la denuncia sobre la desaparición de tres soldados, de los que la FANB no ha sabido dar detalles a los familiares, que exigen saber sobre sus seres queridos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.