Foto cortesía de Twitter
COMPARTE

La noche del 24 de abril no fue fácil para algunos municipios, sin embargo hubo unos en los que la situación se tornó violenta y complicada. En Mariara, capital del municipio Diego Ibarra, quemaron una estatua del difunto presidente Chávez, para luego intentar hacerla caer, al estilo de las de Muamar Gadafi.

Lea también: Preocupaciones en la ONU por Venezuela continúan

Mariara ha sido catalogada por sus habitantes como un territorio chavista, pero parece que los movimientos de protesta han alcanzado lugares que antes no se pensaban. El fuego dominó las calles de la Plaza Italia, lugar en el cual se erigía la estatua de Chavez en la que el comandante lucía un traje militar con la emblemática boina roja. El fuego lo consumió todo y sólo dejó restos de lo que en la noche había sido una nueva demostración de rechazo ante las decisiones del régimen.

Naguanagua y Valencia, vivieron de igual modo situaciones violentas y represión. Bombas lacrimógenas cubrieron las calles y llegaron a meterse a los edificios. Detonaciones y un grupo de vecinos de la zona que como si de un coro se tratara gritaban una y otra vez “asesinos”, en referencia a los cuerpos paramilitares y de seguridad que salieron en la noche a hacer de las suyas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.