(Foto referencial)
COMPARTE

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) pidió este lunes a la Asamblea Nacional su claro respaldo a la aplicación de la Carta Democrática de la OEA al país suramericano y criticó su actual silencio.

La falta de interés de la Asamblea Nacional por solicitar formalmente a la Organización de Estados Americanos (OEA) la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela causa desconcierto y asombro, señaló Veppex, con sede en Miami, en un comunicado.

Por ello, la organización de exiliados venezolanos instó al Parlamento a que exprese con urgencia a la OEA su respaldo a la aplicación este mecanismo sancionador al régimen de  Nicolás Maduro y los diputados opositores dejen a un lado declaraciones unipersonales y posturas tímidas y confusas.

Exhortamos a los diputados de la Asamblea Nacional a que respondan a la voluntad de los venezolanos que quieren un cambio y soliciten la aplicación de la Carta Interamericana para que se suspenda a Venezuela de la OEA, apuntó Veppex.

No hacerlo así, añadió, pondría en evidencia los rumores que existen sobre actores políticos de la oposición que no quieren que se aplique esta medida.

La semana pasada, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió a Venezuela que convoque elecciones generales en 30 días para evitar una posible suspensión de este organismo regional, un proceso diplomático complejo que requiere el apoyo de dos tercios (24) de los 34 países miembros del organismo continental.

Almagro ofrecerá  una conferencia de prensa sobre la situación en ese país junto a las esposas de dos opositores venezolanos presos, Lilian Tintori y Patricia de Ceballos.

Será la primera aparición pública de Almagro tras haber pedido la semana pasada suspender a Venezuela de la OEA.

Para suspender a un país de la OEA hay que aplicar la Carta Democrática Interamericana, un instrumento jurídico aprobado en 2001 por todos los Estados miembros con el fin de proteger la democracia en la región.

La suspensión es la sanción más alta que la OEA puede imponer a un Gobierno y solo se ha efectuado una vez desde la creación de la Carta: tras el golpe de Estado en Honduras de 2009.

Almagro defiende que, en este caso, la suspensión es el más claro esfuerzo y gesto que los países americanos pueden hacer por el pueblo venezolano y por la democracia en la región.

Según Almagro, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha llevado a Venezuela a un extremo nunca visto en la historia reciente del continente: rompe el orden democrático, viola con impunidad los derechos de sus nacionales, mantiene presos políticos, tortura, roba, trafica drogas y somete al pueblo a falta de alimentos, medicinas y dinero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.