Tres policías de Carabobo están detenidos por el caso (Foto Referencial)

En el comando de la Policía de Carabobo en Güigüe muchas cosas parecían andar mal. Algunas de ellas terminaron con el hurto de un arma de fuego por parte de un expresidiario que se había ganado la confianza de los funcionarios.

La noche del miércoles pasado en el comando se percataron que el candado de la sala de evidencias había sido violentado y estaba pegado. Comenzaron las indagaciones que condujeron a un exprivado de libertad en ese comando que manifestó el deseo de querer sustraer un arma de fuego.

El hecho lo habría concretado el 9 de agosto cuando Eduardo José Gómez, un expreso, habría abierto la sala y hurtado una pistola Pietro Beretta.

Tras conocer el hecho quedaron detenidos el supervisor jefe del centro de coordinación policial Güigüe y dos oficiales.

El tribunal que llevaba la causa de Gómez le otorgó libertad el 23 de julio; pero al parecer  el hombre seguía pernoctando en el recinto policial hasta el día que sustrajo el arma. Ahora, es activamente buscado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.