El indultado expresidente peruano, Alberto Fujimori, permanecerá internado en una clínica de Lima para ser evaluado de los problemas cardíacos que lo afectan, informó este domingo, su médico personal, Alejandro Aguinaga.

El exgobernante fue llevado hoy a la clínica en una camioneta desde la lujosa residencia en el distrito de La Molina que ocupa después de haber sido indultado por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

Durante su recorrido, Fujimori, de 79 años y quien cumplía una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad, lució un semblante demacrado, pero se animó a saludar con una mano a los reporteros que seguían a su vehículo.

El exgobernante estuvo acompañado en todo momento por su hijo menor, el congresista Kenji Fujimori.

Aguinaga detalló que se ha decidido que el exmandatario permanezca en la unidad de cuidados intermedios de la clínica para controlar sus problemas cardíacos con monitores especiales.

Alertó, además, que si los problemas de fibrilación cardíaca, generada por subidas y bajadas abruptas de la frecuencia cardíaca o por su ritmo irregular, no son controlados debidamente puede ocasionarle un paro. “Mañana se van a hacer pruebas, inclusive una tomografía de corazón, y esperemos los resultados”

Aguinaga también aseguró que el origen de estas dolencias es netamente orgánico y descartó que esté vinculado con el rechazo ciudadano que ha generado su indulto o con el enfrentamiento que mantiene una facción del fujimorismo, liderado por Kenji, con el partido Fuerza Popular, que preside su hija mayor, Keiko.

Fujimori fue indultado el 24 de diciembre, tres días después de que una facción del fujimorismo, liderada por Kenji, se abstuviera de votar en el Congreso por un pedido de destitución presentado contra Kuczynski tras revelarse los vínculos de una empresa suya con la constructora brasileña Odebrecht.

Esa decisión ha generado grandes manifestaciones de protesta y la opinión mayoritaria en la ciudadanía de que el indulto fue, en realidad, un intercambio de favores políticos.

El presidente Kuczynski afirmó que el indulto no fue fruto de una negociación política, sino que se dio por razones estrictamente humanitarias.

Un sondeo de opinión de la empresa privada Ipsos señaló que la aprobación ciudadana al indulto ha pasado del 56 % de hace dos semanas a un 53 %, mientras que el 43 % de los ciudadanos lo desaprueba, una cifra que en la anterior encuesta era del 40 %.

La mayoría de los peruanos considera que Fujimori debe quedarse en su casa y retirarse de la política tras haber recibido el indulto humanitario, según la misma encuesta, publicada por el diario “El Comercio”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.