Ni con descuento los trabajadores pueden cubrir el costo de cualquier pieza de vestir. (Foto Angel Chacón)
COMPARTE

De seguro este año, al igual que el pasado, un gentío de quedará sin estrenar ropa en Navidad y Año Nuevo, porque los precios de las prendas de vestir son impagables.

La mayoría de las tiendas del casco central de Valencia intentan enganchar a los clientes, no publicando los precios de las prendas de vestir en las exhibiciones, de manera que el cliente se vea obligado a entrar, pero cuando lo hacen salen despavoridos.

Los precios de ropa para caballeros, damas y niños son para millonarios. (Foto Angel Chacón)

Por ser quincena, este fin de semana se esperaba que un buen número de personas se concentrara en el centro en búsqueda de sus estrenos, pero esto no sucedió. Si bien es cierto no se puede asegurar que el casco central estaba solo, porque no es así, tampoco es que había la aglomeración de clientes de otras temporadas decembrinas.

A las tiendas entran prácticamente quien ve algo que le gusta y no tiene el precio en la exhibición, pero de inmediato sale. Por eso se puede apreciar a un gentío con bolsas caminando de un lado a otro.

Muchas personas caminan por el centro de la ciudad en busca de una camisa, un pantalón o unos zapatos pero son pocos los que logran su objetivo. ( Foto Angel Chacón)

Y es que los precios no están accesibles para la mayoría de los ciudadanos que radican en esta ciudad. Los pantalones para caballeros cuestan 800 bolívares en promedio y las camisas 900 mil. Es decir que quien tenga intenciones de estrenar, debe poseer por lo menos dos millones de bolívares, sin incluir la ropa interior ni los zapatos. Si los incluye fácil tendrá que gastar cerca de cuatro millones de bolívares.

Quien busque una chaqueta deportiva la conseguirá en un millón 300 mil bolívares, las corbatas en 300 mil y las correas en 450 mil bolívares.

La situación con las damas no es distinta. Los pantalones bluyín que están de moda se ofrecen en un millón 180 mil bolívares, porque tienen un descuento del 30 por ciento. Lo mismo ocurre con las blusas sencillas que se venden en 460 mil, porque están beneficiadas con este mismo porcentaje.

La ropa para niños la mayoría de las veces tiene precios más costosos que la de los adultos. (Angel Chacón)

En promedio las blusas manga largas se ofertan hasta en 800 mil bolívares, al igual que algunos pantalones de vestir. Solo es cuestión de caminar en el centro para comparar precios, pero los señalados anteriormente representan el promedio.

Como es de imaginarse los precios de la ropa de niños tampoco escapa a la inflación. Cualquier pantalón de un pequeño de dos años o menos, está cercano al millón de bolívares.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.