Los líderes más capacitados siempre han tratado de mejorar la productividad, pero ahora intentan innovar más y con mayor rapidez, D. Colombo

Con la pandemia del 2020, muchas empresas han sido forzadas a implementar el teletrabajo. Influyendo considerablemente en los componentes organizacionales tales como: sanitarios, económicos, sociales y psicológicos. A pesar que las herramientas y las plataformas de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) estaban utilizables para el teletrabajo, esa manera de funcionamiento no era utilizada de modo intensivo por las organizaciones. Esta modalidad se ha venido usando desde hace tiempo por las empresas de bienes y servicios.

Por otra parte, la pandemia ha requerido de las empresas retomar modelos de
producción anteriores a la revolución industrial, que era una época en que una mayoría de personas trabajaban desde sus casas.

De acuerdo con los analistas del mundo empresarial, han llegado -entre otras- a la siguiente conclusión: “El mundo del trabajo, no volverá a ser el mismo. Lo sucedido el 11 de septiembre trajo como consecuencia un cambio radical en la manera como la gente viaja y se transporta”.

El ambiente organizacional está siendo transformado totalmente como consecuencia de la pandemia de Ecovi-19 (en inglés: Covid-19). Dicho ambiente no sólo debe ser seguro, sino que también tiene que ser limpio y seguro. Son muchos los elementos que las empresas deberán implementar a medida que vayan cerrando las puertas para reiniciar sus actividades operativas, que irían orientadas a cómo se define “limpio” hasta la naturaleza del trabajo y las estrategias de apoyo operacional.

Entre los factores que deben tomar en cuenta las organizaciones tendentes a ser exitosas durante la pandemia y luego de ella figuran:

1.- Ámbito limpio y que se sienta seguro. Para comenzar, las empresas deberán adoptar procedimientos de limpieza rigurosos para clientes y empleados. Estos procedimientos deberán ser visibles y auditables para todas las partes. Esto puede tomar la forma de certificación, como los avisos de inspección de seguridad publicados en los ascensores o una calificación, como la publicación de un departamento de salud en un restaurante;

2.- Saludable y con énfasis sanitario. Los empleados serán evaluados y examinados periódicamente para detectar los síntomas de Ecovi-19, lo que probablemente planteará problemas de privacidad y leyes laborales. Las empresas deberán crear salas de aislamiento para los empleados que experimenten síntomas mientras trabajan y las políticas de cuarentena serán necesarias;

3. Monitoreado y con medidas preventivas A corto plazo, los empleados y visitantes han de permitir el cumplimiento de un control activo de la salud y los síntomas, desde la detección del virus hasta el control de la temperatura. Estos cambios alterarán los conceptos de privacidad de maneras que no hemos anticipado;

4. Individualizado y con el mínimo contacto (contactless). Los días de equipo de oficina y de operación compartido y de coexistir en cuartos cerrados deben pronto quedar atrás. El equipo o herramental compartido es una fuente de contaminantes compartidos. Esto incluye computadoras, impresoras, asistentes digitales personales y teléfonos. Igual que artefactos e insumos de producción. Además, se debe pensar en los sistemas de control no táctiles (que se puedan abrir por cercanía o con el pie) para otros equipos fijos compartidos, como ascensores y puertas;

5. Aislado y a distancia. Podemos esperar que la opción de trabajo remoto crezca en popularidad y esto hará que trabajar desde casa sea permanente al menos para algún porcentaje de la fuerza laboral. En otras áreas, podemos ver una aceleración de la automatización del trabajo;

6. Preparado y siempre alerta. Las organizaciones deben poder tener a los empleados alojados rápidamente cerca de sus instalaciones y aislados de la población en general. Esto requerirá planificación, capacitación y práctica para lograrlo. Este es un enfoque crítico para las empresas de servicios públicos, los proveedores de salud y la manufactura.

Modificar el modelo de gestión empresarial y apuntar a una dinámica más abierta, horizontal y colaborativa es la clave para la recuperación post pandemia. En una época de incertidumbre, el rol de los líderes se vuelve estratégico. La pandemia de coronavirus ha generado consecuencias económicas y significando un desafío para un gran número de compañías, incluso aquéllas que más avanzaron en materia de innovación tecnológica y transformación digital.

En este nuevo escenario, el gran desafío al que se enfrentan los líderes empresariales es cómo mantenerse competitivos y crecer de manera rentable en medio de constantes turbulencias y alteraciones. El problema fundamental es que aquellas compañías que han logrado superar la fase inicial de implementación progresan por su eficiencia antes que por desarrollar su agilidad estratégica; es decir, por su capacidad de aprovechar las oportunidades y esquivar las amenazas con rapidez y seguridad.

En este futuro lleno de interrogantes que está dejando la crisis del coronavirus, hay algo que cada vez está más claro: no hay vuelta atrás. La pandemia ha sido un catalizador para las nuevas formas ágiles de trabajar en red que dejarán de ser excepción para convertirse en norma. La redarquía (el imperio de las redes) es ya una realidad en muchas organizaciones.

Las redes crean un orden alternativo en las organizaciones. La redarquía es un nuevo paradigma que traza un nuevo camino audaz para construir las organizaciones del futuro. Un nuevo modo de trabajar pensado para un nuevo mundo interconectado.

Chichí Páez
[email protected]
@genaccion




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.