“Para ser un líder digital no solo tienes que saber tecnología. La verdadera transformación ocurre cuando manifiestas ciertas conductas y competencias acompañadas de la tecnología”. Michelle Campillo

Un líder ya no es como se conocía hace unas décadas. El nuevo concepto de liderazgo va encaminado a aquellas personas capaces de desarrollar una adaptación ágil y flexible ante los cambios de la situación actual que se está viviendo en esta aldea planetaria.

La persona que ostente el remoquete de líder atendiendo a su definición actualizada tiene que valerse de unas competencias muy claras y demostrarlas.

Un líder digital es quien usa la tecnología para maximizar el resultado del negocio y hacer los procesos más simples y productivos. Es importante ser primero un buen líder y luego subir el escalón y sumar a tus competencias, lo digital.

Para que un líder digital sea exitoso debe aceptar y estimular el cambio, tolerar la incertidumbre, aprender a gestionar los fracasos y sobre todo tener una capacidad decisoria muy valiente.

Porque una transformación digital es una evolución de las personas, de sus comportamientos y actitudes, y que hacen uso de la tecnología para agregar valor.

Por eso es importante que se debe tener bien claro las diferencias entre un líder y un jefe antes de enfocarte en fortalecer tu liderazgo digital. Dichas discrepancias entre líder y jefe radican en que un jefe es una autoridad impuesta que utiliza su poder para mandar en los otros, en cambio un líder es aquél que dirige y motiva un equipo de personas sin imponer sus propias ideas.

Ante un futuro impredecible y un presente tan cambiante, los líderes se exponen a cambios inesperados e incluso sin precedentes. Las organizaciones, al igual que la sociedad, se enfrentan a una transformación tecnológica que necesita profesionales para su correcta gestión.

El liderazgo digital pasa por dotar de aptitud a las personas para organizar equipos que puedan estructurarse y gestionar sus tareas con autonomía, de modo que sean capaces organizar su rutina diaria. Una de las características del nuevo concepto de líder es que esa persona sea capaz de impulsar la participación, fomentar el compromiso y cultivar un ecosistema más colaborativo.

A continuación se mencionan las siete competencias más importantes que debe reafirmar quien pretenda ser un gran líder digital:

1. Comunicación: Un líder necesita tener una buena comunicación, no solo hacia afuera, con los clientes y proveedores, sino y sobre todo hacia adentro. Una comunicación clara, directa, oportuna; que inspire y haga sentir a sus seguidores que forman parte de algo grande, de algo poderoso, utilizando las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

2. Liderazgo visionario: ser un líder visionario es anticiparse y crear una visión interesante del futuro que mejore el presente de la empresa. Crea metas retadoras que lleven a los equipos a ser mejores; alinea esta visión a los valores y las metas de la organización, y enciende a través de su inspiración los deseos y posibilidades para lograrlo.

3. Conocimiento de tecnología: Sí, para ser un líder digital se necesita conocer la tecnología y saber cómo sacarle el mejor partido con la intención de hacer crecer el negocio. Obviamente, no se tiene que ser un ingeniero en sistemas, más si contar con la apertura y creatividad para diseñar ideas innovadoras, apoyadas en la tecnología y sacar el máximo partido al negocio.

4. Agilidad: Concebir y adoptar decisiones rápidas, echando a un lado la burocracia y sosteniendo del buen compromiso de todos; identificar oportunidades y concretizar con urgencia las iniciativas. Requiere dar autonomía, generar compromiso y establecer un esquema de rendición de cuentas, el cual tiene como base la confianza dentro del equipo y la conciencia de que todos estamos buscando la mejor solución para la organización y no la solución individual.

5. Gestión del riesgo: Un líder digital exitoso sabe muy claro que ¡no tomar riesgos: es aún más riesgoso! Un líder digital necesita adoptar decisiones sensatas y asumir riesgos inteligentes, abriendo siempre la posibilidad al fracaso.

6. Innovación: Sí, un líder digital ha de ser un líder innovador. Innovación no es necesariamente inventar algo nuevo desde cero; es tener la capacidad de mirar de manera diferente lo que ya existe, aplicarlo en otro campo, mejorarlo o sacar nuevas soluciones. Y hacer esto no solo como líder, sino impulsar y motivar la cultura de la organización a que sea innovadora.

7. Resiliencia: Significa rebotar de una experiencia difícil, como si fuera una bola o un resorte. Como líderes digitales, esto es fundamental. Fortalecer la capacidad de recuperarse después de una experiencia difícil.

En resumen un líder digital exitoso debe demostrar capacidad de gestionar el cambio innovador. Tolerar la incertidumbre. Aceptar las circunstancias que no se pueden cambiar puede ayudar a enfocarse en las circunstancias que sí pueden mejorar. Dejar de resistirte a lo que necesita cambiar, ayudará a fluir mejor en el proceso del cambio y a no ser una barrera para los demás ni para el crecimiento de la empresa.

Chichí Páez
[email protected]
@genaccion




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.