Los problemas reales involucran una decisión riesgosa que, en general, es necesaria para crecer y avanzar hacia una nueva etapa en nuestra vida Integra.

En general, se tiene miedo de enfrentar los problemas reales dado que existe la posibilidad de fracasar. Por esta razón muchas personas prefieren crear problemas seguros para evitar enfrentar el problema real. Cuando la vida presenta un desafío que involucra una decisión que puede ser riesgosa, se puede desarrollar un problema seguro que distrae en la concepción y adopción de la mejor opción de decisión.

Cuando ocurre esto, muchas veces pasa que son los problemas seguros, como por ejemplo el estrés o la adicción a la comida o a las drogas, los que terminan causando el mayor estrés, haciendo daño al cuerpo, a la psique y a las relaciones interpersonales.

La solución es darse cuenta de esto y eliminar los problemas seguros, y enfrentarse al problema real sabiendo que -pase lo que pase- el haber enfrentado el problema hará crecer y desarrollarse desde el punto de vista personal. Se debe ser consciente de que no existe el fracaso, ya que toda experiencia suministra información útil para aprender y corregir el curso de acción en caso de ser necesario; p.ej: Edison logró que su bombillo iluminara en el intento 1.000, luego de 999 fallos que equivalen a sendos aprendizajes.

En todas las organizaciones siempre se van a presentar problemas que interfieran en alcanzar los objetivos, por eso es necesario contar con una metodología para poder dar una solución a esos problemas, con el proceso de solución de problemas (Identificación del problema, análisis del problema, generar soluciones potenciales, adopción de decisiones, implementación, vigilancia, evaluación y corrección) se podrá saber cómo definir qué es un problema, explicar el concepto de proceso de solución de un problema, analizar la concepción y adopción de decisiones en el proceso de una solución probable, describir los tipos y modelos de decisiones, distinguir el proceso y su contenido, explicar los pasos del proceso de solución del problema, enumerar y explicar las técnicas y herramientas más utilizadas en los pasos del proceso de solución del problema y -por ultimo- analizar la eficacia de la concepción y adopción de decisiones para la solución del problema.
Entonces, se requiere diseñar un proceso en donde se contemplen los pasos lógicos y secuenciales para la concepción y adopción inteligentes de las soluciones posibles de los problemas reales que se presentan en los escenarios personales y organizacionales.

En este escrito se describe brevemente el método hexagonal para el análisis y solución de problemas. El cual consta de los siguientes seis pasos:

1.- Determine con exactitud la situación. La situación-problema consta de una serie de componentes: un contexto, que describe el entorno en el que se sitúa. Un problema, surgido del contexto, al que se le debe dar solución.

2.-Filtre y sea efectivo con la información en el que buscará la solución. La depuración de la información, también conocida como limpieza de la misma, es un proceso que refina sus datos eliminando los duplicados y arreglando el contenido no estructurado.

3.- Aporte la solución desde su autenticidad. Las personas auténticas se caracterizan por ser resilientes y fieles a sus ideas, pues piensan con convicción y actúan de manera coherente con la realidad.

4.- Apóyese en sus contactos que pueden ayudarle. Las redes de apoyo social son autónomas, ya que actúan según sus propios criterios y alcanzan objetivos concretos, adaptándose a las necesidades de cada caso.

5.- Evite los atajos y los plazos poco realistas. Las horas pasan muy rápido y se cae en querer las cosas ahora mismo, en el acto. No se sabe esperar.

6.- Reinicie. Desconéctese de los dispositivos y respire. Cuando el análisis de la situación no está muy claro, se hace necesario regresar al inicio para tratar de comprobar que se tiene dominio total de la situación.

Después de que ya se completaron los pasos anteriores, la aplicación de la solución escogida debe de constituir un paso relativamente directo. A pesar de que muchas de las soluciones parecen ser las mejores fracasan por los siguientes aspectos: a) El planteamiento se confunde con el pronóstico; b) Las conjeturas sobre el tiempo son optimistas; c) No se han elaborado planes de contingencia; d) El plan no se comunica o actualiza apropiadamente; y e) No se logra el compromiso necesario.

Para completar este modelo hexagonal se hace necesario proceder con la evaluación de los resultados obtenidos -tanto parciales, como finales- y compararlos con los objetivos planteados en el inicio del proceso de análisis y solución del problema.

Un significativo porcentaje de personas consideran a la situación problemática como una calamidad; sin embardo, el Prof. Luis Spinoza acerca de esta idea hace la siguiente reflexión: “El tiempo que tarda un problema en irse de tu vida es el mismo tiempo que tarda en entender y agradecer que sólo ha venido para hacer de ti una mejor persona”.

Escuche de lunes a viernes a la 1:30 PM el micro-programa Gerencia en Acción por MAX 92,9 o por www.maxfm929.com

Chichí Páez
[email protected]
@genaccion
Instagram @gerenciaenaccionve




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.