“Quiero recordar a todas las madres con gratitud y afecto, confiándolas a la protección de María, nuestra Madre celestial. El pensamiento también se dirige a las madres que han pasado a otra vida y nos acompañan desde el cielo. Hagamos un poco de silencio para recordar cada uno a su madre”, Papa Francisco.

La llegada del mes de mayo siempre lo hace con una de las fechas más especiales del calendario, homenajeando de esta manera a todas las progenitoras vivas o fallecidas.

Día de la Madre es una de las festividades más especiales que se tiene en el calendario, y es que con la llegada del mes de mayo en miles de hogares se aprovecha para hacer un homenaje a todas las madres del mundo. Esta festividad no mantiene un día fijo, sino que su fecha puede variar de día al celebrarse el primer domingo de este mes, y el hecho de que no sea así también tiene su explicación.

¿Cuál es el origen del Día de la Madre?

El origen de esta festividad se remonta mucho más allá de lo que se puede imaginar. Fue en el Antiguo Egipto, en el 2.100 a.C., donde comenzaron a adorar a la diosa Isis como ‘la gran diosa madre’, aunque no fue hasta la Antigua Grecia cuando comenzaron a rendir culto a Rea, madre del Olimpo. Esta tradición también la adoptaron los romanos, que pasaron a rendir culto durante tres días al año a la diosa Cibeles, la diosa Madre, a la que llevaban flores.

Esta fecha no siempre ha sido en la que se celebraba el Día de la Madre, ya que en el año 1854, el papa Pio IX decidió establecer el día 8 de diciembre como el día de homenaje a la Virgen María, definiéndolo como el conocido día de la Inmaculada Concepción y también como el Día de la Madre. Muchas naciones decidieron pasar su tradición al mes de mayo escogiendo para ello el segundo domingo de este mes.

La activista Julia Ward Home fue una de las impulsoras de este día tras una manifestación en Boston a finales del siglo XIX en la que congregó a todas las madres de familia víctimas de la guerra de Secesión. Ya en 1914, el presidente Wilson Woodrow anunció el Día de la Madre como celebración oficial el segundo domingo de mayo, fecha en la que murió la madre de otra de sus impulsoras, Anna Reves Jarvis, y a la que homenajeaba todos los segundos domingos de mayo.

Acerca del Día de la Madre aquí en Venezuela, en este espacio en años anteriores se ha mencionado la siguiente historia. La iniciativa para celebrar un día dedicado a las madres se hizo por primera vez el 24 de Mayo de 1921 en Valencia, estado Carabobo. El Dr. Jesús María Arcay Smith logró que fuera oficializado por el Congreso Legislativo

Posteriormente, 82 Concejos Municipales de Venezuela decretaron obligatoriamente esta celebración. Hasta que en el año 1924 una ley del Congreso Nacional establecía la celebración anual, en todo el territorio Nacional de “El Día de las Tres Madres”.

Esta celebración, poco a poco fue adaptándose a las festividades internacionales y perdió su nombre original. Ahora se conoce simplemente como el “Día de las Madres”. Hoy es una jornada para vivirla en familia y la ocasión perfecta para felicitar a todas las madres vivas del país y elevar una oración para las que ya partieron a la Casa del Señor.

La mamá es a quien primero se acude cuando se tiene algún problema. Ella conoce a sus [email protected] y sabe lo que le pasa a cada uno de [email protected], sin preguntar absolutamente nada. Siempre estará al lado de [email protected], en los buenos y malos momentos. Se merece más que una flor, un perfume o un regalo. Se merece que todos los días se le demuestre cuanto se le quiere.

¿Qué tipo de líder es una madre?

Es una líder al servicio: las madres son sin duda, el mejor ejemplo de liderazgo de servicio. Una madre siempre está ahí para ayudar, sin importar cuál sea el problema o la necesidad. Siempre buscan lo mejor para sus [email protected] y hacen cualquier cosa para [email protected] en su crecimiento y desarrollo

¿Por qué la mamá es una líder?

Las madres son una de las personas más influyentes en la vida y de las que se aprenden más cosas, aunque no siempre se les acredita dicho aprendizaje. Y son las cosas más sencillas y cotidianas de las que más se aprende. Son esas cosas las que marcarán el futuro de los [email protected], sin importar si se es hombre o mujer.

La esencia del vínculo madre-familia es la de un pacto.

Atributos:
1.- La visión o proyecto de la madre es edificar su familia. La madre, además de cumplir con los compromisos ajenos a su hogar, por motivo alguno se distrae, abandona o renuncia a su misión, tal que la ejerce y la cumple a cualquier hora, sin horario ni calendario, sin vacaciones ni salario.
2.- Su actitud de servicio, su entrega desinteresada está orientada a lograr el bien colectivo, sacrificando su interés individual. La madre se hace esclava de su familia, aún cuando ella no lo siente ni lo reconoce de ese modo.
3.- La madre realiza las más insignificantes acciones sin hacerse notar, pues su interés y motivación es ser útil, no brillar. Está consciente que sus actuaciones y la satisfacción de sus necesidades materiales y espirituales está orientada y/o condicionada a favorecer su misión.
4.- La madre es un modelo a seguir y un monitor severo de los valores y principios que fundamentan al hogar.
5.- La madre es una maestra que realiza multitareas en las más variadas disciplinas. Conoce, descubre y estimula los talentos de sus hijos y los motiva a desarrollar sus capacidades.
6.- La madre reprocha, corrige y sanciona los comportamientos incorrectos, pero no por ello deja de amar y aceptar a sus hijos.
7.- La madre es un modelo a seguir en la mayoría de los aspectos de la vida.
8.- La madre por su actitud de servicio, el cuido integral y esmerado de su familia, su entrega desinteresada y atención a lograr el bien colectivo, hace notorio su ascendiente moral (Vitamina M) y el cual le otorga legitimidad y sustenta su autoridad.
9.- La madre se auto realiza cuando logra que sus hijos se hagan personas responsables de sí mismos, socio-económicamente independientes, de carácter y emocionalmente maduros.

Finalmente, todo el reconocimiento a las madres es merecido y justo. De las madres como líderes, es laudable decir, que las cosas bien hechas, bien parecen, y que al alma y al mundo engrandecen. El liderazgo de la madre es un buen ejemplo a seguir en nuestras organizaciones y en nuestra nación.

Siempre hay que recordar…..”Madre no hay más que una”

Chichí Páez
[email protected]
@genaccion
Instagram @geenciaenaccionve




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.