Foto: @Yankees

La presencia latinoamericana sigue cobrando protagonismo en las Series de Campeonato de las Grandes Ligas, y esta vez fue en el apartado de los toletes con el joven segunda base venezolano Gleyber Torres, que remolcó cinco carreras.

Si un día antes los reflectores se enfocaron en la serpentina de su compatriota, el veterano abridor Aníbal Sánchez, quien estuvo cerca del juego sin hits ni carreras para los Nacionales de Washington, esta vez Torres y su tolete fueron el centro de atención en las Grandes Ligas.

El bateo explosivo de Torres, no solo permitió a su equipo conseguir la victoria, sino que también le hizo entrar en el libro de marcas y agrandar su figura de pelotero estelar.

En el juego celebrado en el “Minute Maid Park”, en Houston, Torres conectó jonrón y terminó con cinco anotaciones remolcadas y los Yanquis de Nueva York blanquearon 7-0 a los Astros y toman ventaja (1-0) en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

“En cada partido estoy listo para hacer bien las cosas, tener tranquilidad y darle toda la ayuda a mi equipo de cara a conseguir la victoria”, declaró Torres al concluir el juego. “Trato de poner en práctica todo lo que aprendo y sobre todo de llegar a cada partido en la mejor forma de preparación”.

Su compañero, otro de los jugadores revelación de la temporada con los Yanquis, el tercera base colombiano Gio Urshela también conectó cuadrangular para la cuenta de los Yanquis.

Torres (1) se encargó de iniciar la lluvia de cuadrangulares al conectar de vuelta completa en el sexto episodio, castigando el trabajo del abridor Zack Greinke, sin compañeros por delante, cuando el lanzador ya había sacado el primer out de la entrada.

El venezolano desapareció la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo con batazo de 343 pies (104 metros).

Torres hizo cinco viajes a la caja de bateo, tuvo contacto con la pelota en tres ocasiones, terminó con cinco carreras impulsadas y llegó una vez a la caja registradora.

El intermediarista hizo su parte al conectar doble remolcador de una carrera, jonrón solitario, sencillo de dos anotaciones y un rodado impulsador de otra.

Torres, de 22 años de edad, fue movido al tercer lugar en el orden de bateo después de castigar con su tolete a los Mellizos de Minnesota, y se convirtió en el jugador más joven de la Liga Americana en empujar cinco carreras durante un juego de postemporada.

Además Torres es el primer jugador de los Yanquis en registrar cinco carreras impulsadas en un juego de postemporada desde que el dominicano Robinson Canó lo hizo en el Juego 1 de la Serie de División de la Liga Americana en el 2012.

A los 22 años, 303 días, es el tercer jugador más joven en general en lograr la hazaña, detrás del curazoleño Andruw Jones (19 años, 180 días) con los Bravos de Atlanta y Addison Russell (22 años y 283 días) con los Cachorros de Chicago, ambos dentro de la Liga Nacional.

Mientras que Urshela (1) cerró la cuenta de poder en la novena entrada al responder con batazo de cuatro esquinas a los disparos que le mandaba el relevo dominicano Bryan Abreu, sin hombres en circulación.

Urshela, que pegó dos veces en cuatro viajes a la caja de bateo, mandó la pelota a la calle por el jardín derecho al conectar toletazo de 361 pies (110 metros), y confirmó el gran momento de forma en el que se encuentra tanto en el juego ofensivo como defensivo.

Los Astros, que salieron con la pólvora mojada, tuvieron al segunda base venezolano José Altuve, con imparable, pero fue el único que puso salvar el honor del equipo de Houston.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.