(Foto referencial)

El gobierno de Colombia y la guerrilla del ELN negociarán a partir del 2 de abril un nuevo cese al fuego bilateral, indispensable para avanzar hacia el acuerdo de paz final.

Según un comunicado conjunto leído en Quito, sede de los diálogos desde hace un año, ambas delegaciones analizará la histórica tregua que terminó el pasado 9 de enero, con informes de la ONU y la Iglesia católica colombiana, para diseñar un nuevo cese de hostilidades.

“Tenemos razonables esperanzas de que podamos avanzar rápido. Es muy importante este cese al fuego, no solo por los alivios humanitarios que ya se experimentaron en el cese anterior, sino porque es indispensable para seguir avanzando en el desarrollo de la agenda”, expresó a la prensa Gustavo Bell, jefe negociador del gobierno.

Por su parte, el jefe negociador de los rebeldes, el comandante Pablo Beltrán, mostró su disposición a avanzar lo más rápido posible hacia un nuevo cese, sacando lecciones del anterior.

El proceso de paz entre el gobierno y el ELN, que con mil 500 hombres se considera la última guerrilla activa del país, se reactivó la semana pasada tras una suspensión de más de dos meses, motivada por una espiral de violencia entre las partes al expirar el 9 de enero la histórica tregua de 101 días.

En este quinto ciclo de negociaciones, formalmente instalado este jueves en una hacienda jesuita a las afueras de Quito, ambas delegaciones seguirán avanzando, en el proceso de desminado, una de las grandes consecuencias del conflicto, entre otros puntos.

Otra eventual tregua, la segunda en la historia de este conflicto de más de cinco décadas, es vital para el avance de las negociaciones, lastradas por reproches y una mutua desconfianza entre las partes, hacia un acuerdo final.

Y acerca más al presidente Juan Manuel Santos a su objetivo de alcanzar la paz completa -tras el histórico pacto con las ya disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)- antes de dejar el poder en agosto.

En el conflicto colombiano, el más largo de América Latina y con ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos ydesplazados, se enfrentan la fuerza pública, guerrilla yparamilitares.

Además del ELN, quedan activos disidentes de las FARC ybandas armadas dedicadas al narcotráfico y la minería ilegal.

Desde hace semanas se vienen registrando enfrentamientos entre el ELN y un reducto de la desmovilizada guerrilla maoísta Ejército Popular de Liberación (EPL) en el noreste de Colombia, en la frontera con Venezuela, que hasta el pasado jueves dejaron seis combatientes muertos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.