Héctor Alvarado. Foto Rubén Bolívar

Tanto el Gobierno nacional como el regional acabaron con las convenciones colectivas a las que tienen derecho los trabajadores venezolanos, denunció Héctor Alvarado, secretario general del Sindicato Único de Obreros y Trabajadores de Institutos Educativos Educacionales del Estado Carabobo (Suoteec), a través de un comunicado.

Alvarado sostiene que han desatado una persecución contra los trabajadores de la educación jamás vista en la historia contemporánea de Venezuela. “Han llegado al paroxismo de suspender el goce del salario a maestros, profesores, madres procesadoras de alimentos, personal administrativo y obrero, bajo el alegato de que han abandonado el país, en pleno goce de inamovilidad laboral decretada por el Gobierno nacional”.

Según el dirigente de Suoteec, con esta acción ilegal le han hecho mucho daño a los trabajadores y a su familia impidiéndoles, inclusive, el derecho a la alimentación en franca violación de los derechos humanos. “Estos trabajadores tardan hasta tres meses para cobrar nuevamente, y tiene que jurar a través de una exposición de motivos que no fueron a su trabajo por la pandemia actual, entre otros argumentos”.

También recuerda Alvarado que los trabajadores protegidos por la inamovilidad no podrán ser despedidos, trasladados, suspendidos ni desmejorados sin una causa justificada, la cual deberá ser calificada por la Inspectoría del Trabajo. “Todos los procedimientos constitucionales y legales los viene menoscabando el Gobierno bolivariano”.

El dirigente detalló que en estos últimos 10 años han violado el artículo 96 de la Constitución Nacional en concordancia con el artículo 431 de la Ley Orgánica del Trabajo, referido al derecho de los trabajadores a la negociación colectiva de trabajo voluntaria. “El Gobierno de Carabobo viola el contrato colectivo que venció en diciembre de 2013 y que no ha sido sustituido en franca violación constitucional”.

Más deudas

Alvarado reveló que a los trabajadores no les entregan o dotan de materiales higiénicos y útiles de seguridad: papel higiénico, guantes, exprimidores, gotas de goma, cepillos, mopas y agua potable.

En la lista de irregularidades incluyó que el gobierno regional adeuda a obreros el aumento del 40% sobre el salario mínimo establecido en la cláusula Nro. 18 (aumento de salario) desde el año 2013 hasta la presente fecha.

Daño a la sede de Suoteec

Héctor Alvarado también denunció el daño causado a la sede del Sindicato Único de Obreros y Trabajadores de Institutos Educativos Educacionales del Estado Carabobo (Suoteec) ubicada en la urbanización Palotal, sur de Valencia. “Denunciamos que ha sido derribado el protector de la oficina sindical. Igualmente denunciamos la violación del recinto donde funciona la Caja de Ahorros”.

Alvarado acusa como autora de estos hechos a una ciudadana quien supuestamente presume de presidenta del sindicato. Sostiene que ella está usurpando funciones en franco desacato del artículo 138 constitucional, que establece que toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.