Foto Cortesía
COMPARTE

Un proyecto de barrera costera, cuyo objetivo es proteger de la erosión natural un circuito de golf de un hotel administrado por el grupo Trump en el oeste de Irlanda, fue modificado por las autoridades considerando suficiente un proyecto de dimensiones menores.

La versión original del proyecto contemplaba colocar 200.000 toneladas de rocas a lo largo de tres kilómetros, formando un muro de 4 metros de altura para proteger el circuito de la erosión.

Pero las autoridades locales lo vetaron estimando como suficientes las garantías para el medio ambiente de un muro para el que se necesitarán 38.000 toneladas colocadas en dos tramos de un total de 1 kilómetro lineal.

Pero para el portavoz de la asociación Friends of the Irish Environment, Tony Lowes, el proyecto sigue amenazando las playas vecinas y la fauna que contienen, por lo que quiere generar “un debate de interés público”, dijo a la AFP.

El proyecto del grupo Trump, del que se retiró el presidente Donald Trump tras su elección y que está al mando de su hijo Eric, tiene el respaldo de la comunidad local, que se beneficia con 300 empleos vinculados al complejo.

Eric Trump había declarado este año que “sin el golf, no habrá hotel”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.