El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó y el presidente de Colombia, Iván Duque. EFE

El equipo del líder opositor venezolano Juan Guaidó, a quien Colombia reconoce como presidente interino, se comprometió este martes a ayudar al Gobierno del país andino con la extradición de la excongresista Aida Merlano, detenida este lunes en Maracaibo.

“El Gobierno legítimo de Venezuela dará toda la colaboración posible, en el actual contexto de secuestro institucional que atraviesa nuestro país”, reza un comunicado del Centro de Comunicación Nacional (CNC) de Guaidó.

Ante esa situación, se comprometieron a brindar al Gobierno de Colombia “el marco jurídico e institucional necesario para facilitar el retorno de la excongresista a su país”.

Merlano escapó en octubre de 2019 de la cárcel mientras se encontraba en una cita médica en Bogotá.

En su país cumplía una pena de 15 años de prisión por corrupción electoral y fue arrestada en Maracaibo, la segunda ciudad de Venezuela y capital petrolera del país, por las Fuerzas Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

LAS RELACIONES EMPEORAN EL CASO

El caso abre una nueva grieta en las relaciones entre Venezuela y Colombia, puesto que el Gobierno de Iván Duque no reconoce al de Nicolás Maduro como legítimo.

Por eso, este mismo martes el Gobierno de Colombia anunció que solicitará a Guaidó, al que considera el presidente “legítimo” de Venezuela, la extradición de Merlano.

“Cómo es de todos conocido, Colombia, junto con varios países de América Latina y el resto del mundo, no reconoce y, por ende, no tiene relaciones diplomáticas con el régimen dictatorial de Nicolás Maduro”, señaló en un comunicado el Ministerio de Justicia de Colombia al explicar las razones para solicitar ante el líder opositor la extradición.

UNA FUGA DE PELÍCULA

El caso de Merlano, de 43 años, tomó tintes de película de acción en la mañana del pasado 1 de octubre cuando, después de pedir permiso tres meses antes, obtuvo una autorización para ir a una cita médica fuera de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá.

La intención de la mujer era asistir a un odontólogo en el Centro Médico de la Sabana, donde le iban a realizar un tratamiento estético.

Al consultorio, ubicado en un tercer piso del centro médico, Merlano llegó acompañada por uno de los escoltas de la prisión, que la esperó afuera.

Pasadas tres horas, el odontólogo que la atendió, identificado como Javier Cely Barajas, salió del consultorio y le dijo a la guardiana que la paciente había quedado dentro.

Sin embargo, cuando la funcionaria de prisiones entró a buscarla la excongresista no estaba.

Un vídeo tomado ese día por una cámara de seguridad ubicada en una entrada del establecimiento de salud muestra una soga que toca el piso y de fondo transeúntes y vehículos en movimiento.

Merlano se descuelga abruptamente y cae acostada ante la sorpresa de quienes pasan por el lugar.

Los sorprendidos transeúntes tratan de auxiliarla sin imaginarse el caso pero la política se pone en pie y camina hacia una motocicleta que la espera. Se sube y recibe un casco que le pasa el conductor, se lo pone y juntos emprenden la huida. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.