COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Las matemáticas son claras. No hay disposición gubernamental que la rebata. Las cuentas en negativo de 80% de las panaderías en Carabobo lo certifican con pérdidas económicas estimadas en 280 millones de bolívares diarios.

Se trata de 500 mil bolívares al día que han dejado de vender los 560 establecimientos que tienen en cero sus inventarios de harina de trigo en la entidad. Al mes, cada negocio no factura seis mil 160 millones de bolívares, de acuerdo a cálculos de  José Dichy, representante de la Asociación de Comerciantes Industriales Panaderos y Afines en Carabobo (Acipan).

Estos registros en rojo no han evitado que la política de inspecciones avance. No solo en Caracas se han dado las visitas de funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). En panaderías de las avenidas Las Ferias, Lara, Bolívar y en sectores del norte de Valencia las comisiones han llegado desde el lunes a verificar documentación, precios e inventarios.

Lo hacen en compañía de uniformados de la Milicia, la Guardia Nacional y representantes de consejos comunales, quienes solo ha confirmado la realidad denunciada por el sector de manera reiterada: El almacenamiento de insumos es casi inexistente en los 140 comercios que aún tienen algo de harina de trigo. El resto no recibe ingredientes y está pagando gastos, servicios y salarios con la venta de jugos, refrescos y charcutería.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.