Manglares en afectados por el derrame. (Foto cortesía)

Más de una semana ha pasado desde el domingo 2 de agosto, cuando pescadores de la zona reportaron las primeras evidencias del derrame de hidrocarburo que interrumpió los azules del mar y la costa falconiana, y hasta este lunes no existe un reporte oficial que explique lo ocurrido y establezca responsabilidades.

Según estimaciones, inicialmente las machas de hidrocarburo afectaron cuatro kilómetros de línea costera, principalmente entre Boca de Aroa, Tucacas y algunas zonas del frágil ecosistema del Parque Nacional Morrocoy, en la costa centro occidental venezolana. Sin embargo, el director general de la Fundación  Azul Ambientalistas, Gustavo Carrasquel, señaló en entrevista con El Carabobeño que se habrían esparcido a otros dos kilómetros.

A pesar del silencio oficial, desde la semana pasada han salido a flote indicios del posible origen del derrame. Fuentes internas de la estatal petrolera consultadas por El Carabobeño informaron que la fuga del hidrocarburo habría iniciado en la Refinería El Palito (REP), Carabobo, cuya laguna de oxidación (desechos) se desbordó tras alcanzar el máximo de su capacidad y no ser vaciada a tiempo.

La Comisión Permanente de Ambiente de la Asamblea Nacional (AN), mediante informes particulares y fuentes a las que tuvo acceso, coincidió en que el derrame se habría originado en la REP. Por su parte, la Sociedad Venezolana de Ecología (SVE) respaldó esa versión y agregó que la fuga de hidrocarburo se registró entre el 19 y el 22 de julio, manteniéndose contenido en la costa durante al menos una semana.

Carrasquel lamentó que hasta la fecha no haya sido publicado un informe técnico por parte de Pdvsa en el que se especifique el origen del derrame y el tipo de hidrocarburo, datos claves que permitirían a los especialistas determinar la viscosidad, tiempo de descomposición y penetración en los ecosistemas del producto derramado, para así medir el alcance de la afectación y establecer a tiempo estrategias acertadas.

Desde el 3 de agosto Pdvsa y el Instituto Nacional de Parques (Inparques) organizaron algunas cuadrillas para limpiar las zonas afectadas. Pero, a juicio del vocero de la Fundación Azul Ambientalistas, esas acciones son insuficientes. “No puede ser una jornada de limpieza nada más para retirar manchas de la costa, porque ya están impactados los corales y los bosques de manglares”.

En el caso de los manglares, por su abundante materia orgánica los hidrocarburos derramados suelen alojarse en ellos, penetrando sus raíces y aumentando el riesgo de que este tipo de vegetación muera por intoxicación directa debido a los compuestos químicos que tienden a formar emulsiones con el agua y son más difíciles de remover. Es por ello que requieren cuidadosos procesos especializados a largo plazo, explicó Carrasquel.

Según el líder ambientalista, es muy poco lo que Pdvsa puede hacer para evitar que los corales y manglares resulten más afectados. “No vemos cuadrillas especializadas por parte de la industria petrolera, tampoco vemos la logística de ingeniería necesaria, con químicos, disolventes y demás, para poder enfrentar la gravedad de este derrame que ya impactó zonas tan sensibles en Falcón”.

Sin acceso al parque

Carrasquel detalló que la movilización de voluntarios para apoyar en la limpieza del parque se ha hecho cuesta arriba porque, aunque inició una semana de flexibilización de la cuarentena, la aguda escasez de combustible persiste, así como también la falta de dinero en efectivo dificultan el traslado. A esto se le suma que desde el fin de semana las autoridades del Ministerio de Ecosocialismo e Inparques impiden a ONG ingresar a Morrocoy.

(Foto cortesía)

“Hoy iban a salir con la Asociación de Pescadores de Chichiriviche a un recorrido de inspección y se encontraron con la nueva de que no pueden entrar al lugar. Tenemos información de que ya hay afectación de fauna. Quieren minimizar el impacto”, denunció. “El oscurantismo, el secretismo y la negación constante del problema no va a resolverlo. Al negarlo, no están dando amplitud a recibir asesorías pertinentes de especialistas”.

El vocero de la ONG instó a Pdvsa y al Estado venezolano a asumir su responsabilidad y fijar posición. “No han emitido ningún comunicado ni nos han dado respuestas. No han dicho de dónde viene el derrame ni qué tipo de hidrocarburo es el que hay en el mar”.

Costa petrolizada

El director general de la Fundación Azul Ambientalistas fue enfático al alertar que este derrame no es un hecho aislado. Toda la costa venezolana, desde Zulia hasta Anzoátegui, pasando por Falcón y Carabobo, está impactada por derrames de petróleo. A su parecer, se trata de una emergencia ambiental nacional.

Durante el fin de semana pasado pobladores del municipio Juan José Mora, en la entidad carabobeña, denunciaron que la playa El Palito, que tiene el mismo nombre que el centro de refinación carabobeño por su cercanía, se encontraba afectada. El agua estaba tornasolada y había manchas de hidrocarburo que desprendían un fuerte olor.

Los derrames de petróleo se han hecho recurrentes en la costa venezolana y eso nos preocupa muchísimo  porque los ecosistemas marinos costeros que de por sí ya estaban afectados por la contaminación de basura, principalmente plástico, ahora tienen el agravante de la presencia de hidrocarburo”, expuso.

¿Playas aptas?

El ministro de Ecosocialismo, Oswaldo Barbera, aseveró mediante Twitter el viernes 7 de agosto que los ecosistemas de Falcón resultaron ilesos. “Nuestros pescadores continúan con en sus labores y pudimos corroborar que no hubo afectación en su fauna y flora por el incidente en el que aún las investigaciones se encuentran en manos de los cuerpos de seguridad, el Ministerio Público y Ministerio de Petróleo”.

Este lunes publicó en la misma red social al menos dos videos que dan cuenta de recorridos por algunos de los populares cayos del Parque Nacional Morrocoy. “En el caso de cayo Sombrero, quedará totalmente listo en los próximos días”, dijo el ministro. Según pobladores y ONG, son al menos cuatro los cayos afectados.

José Lorca, viceministro de Gestión Ecosocialista del Ambiente, también estuvo realizando recorridos junto a Barbera. Desde cayo Paiclá, uno de los afectados, señaló que más de 200 personas se mantienen saneando diariamente las áreas impactadas por el derrame de hidrocarburo. “Le decimos a la población venezolana y a todo el pueblo de Falcón: las playas de Morrocoy están aptas para ser visitadas cuando se levante la cuarentena”.

Todos por Morrocoy

Ante lo ocurrido en el Parque Nacional Morrocoy, las acciones solidarias no tardaron en aparecer. Desde prestadores de servicios y operadores turísticos locales, hasta ONG, asociaciones ambientalistas y representantes de la empresa privada como lo son el sector hotelero y el empresarial. Todos hicieron sinergia en pro de la recuperación de las playas.

En Carabobo el hotel Hesperia Valencia puso a disposición sus instalaciones como centro de acopio de materiales para las jornadas de limpieza en el parque y otras zonas afectadas. Entre los insumos requeridos están: guantes de construcción, bolsas plásticas, rastrillos de metal, palas, mallas para cernir arena, goma espuma y mecate fino. También alimentos no perecederos, como arroz, pasta y harina, para los voluntarios.

La Cámara de Pequeños-Medianos Industriales y Artesanos de Carabobo (Capemiac) se unió a la causa por la limpieza de Morrocoy. El 8 de agosto la institución realizó una donación a Inparques que incluyó material de seguridad y alimentos para quienes se mantienen desarrollando las labores de saneamiento de las playas en Falcón.

“Hemos hecho nuestro aporte. Sin embargo, la idea es seguir sumando. Se requieren mascarillas, palas, equipos de protección. Los que deseen apoyarnos pueden hacerlo a través de 0424-4103793 y la cuenta en Instagram @capemiacve”, dijo Antonello Lorusso, vicepresidente del gremio.

(Foto cortesía)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.