César Augusto Mezoa Noriega declara a la prensa.(Foto Cortesía)
COMPARTE

 

Cinco carros y dos motos con pérdidas totales y otros vehículos afectados por la radiación, fue el saldo de un incendio que ocurrió la madrugada de ayer en el sótano 1 del Parque Residencial Paraíso Plaza, ubicado en la avenida Páez de El Paraíso, zona altamente convulsionada por protestas que han sido reprimidas por la Guardia Nacional Bolivariana.

Los vecinos relataron que el hecho se registró entre 2:30 y 3:00 de la madrugada. Algunos se levantaron al percibir el humo denso que se metía en los apartamentos e inundaba los pasillos. Otros saltaron de sus camas al escuchar una explosión cerca de las 3:00 a.m. y 15 minutos después llegaran los bomberos. Se presume que el estallido provino de uno de los vehículos que estaba envuelto en llamas.

El conjunto residencial consta de dos torres: A y B, cada una de 33 pisos y 8 apartamentos por piso. El estacionamiento común tiene 4 sótanos. Los bomberos evacuaron a los habitantes, auxiliaron a 10 compañeros y a 7 vecinos afectados por la inhalación de humo y algunos fueron llevados a clínicas cercanas.

Las labores de extinción fueron difíciles por tratarse de un área cerrada, sin ventilación, porque los extractores se dañaron hace años y no han sido renovados. En el lugar laboraron hasta el amanecer 80 efectivos al mando del coronel Víctor Blanco.

Funcionarios de las Divisiones de Siniestros y Antiterrorismo del Cicpc, acudieron para iniciar las averiguaciones, entrevistaron a varios vecinos y llevaron a declarar al vigilante de guardia.

Un vecino comentó que los habitantes del edificio han sido permanentemente hostigados tanto por la fuerza pública como por colectivos armados. Cada vez que protestan los primeros en llegar a reprimir son los efectivos castrenses que están apostados en una carpa a menos de 100 metros de la bomba de gasolina, designados para custodiar un edificio gris y beige donde residen familiares de la pareja presidencial.

Hace cuatro días unos colectivos en moto forzaron los portones para entrar porque los vecinos después de cacerolear salieron a manifestar y corrieron hacia adentro. Les han disparado, hay balas incrustadas en paredes, han metido tanquetas hasta las caminerías. El lunes de la semana pasada resultaron heridos dos vecinos, uno en un brazo y otro en el rostro. A este el proyectil en forma de metra ó balín le atravesó de mejilla a mejilla y ya está recuperándose.

Debido a los antecedentes de violencia los vecinos no descartan que haya sido un ataque intencional. Hay unas puertas dañadas que funcionan manualmente para el ingreso peatonal y alguien vio correr a tres personas en la madrugada después de desatarse el incendio.

El coronel retirado de la GNB, César Augusto Mezoa Noriega, vive en el piso 31, perdió dos carros, una moto de alta cilindrada y objetos que guardaba en los maleteros.

Manifestó que hacer cualquier afirmación sería especular y prefiere esperar los resultados de las investigaciones que hacen los bomberos y el Cicpc.

Por ahora lo que nos queda es reparar los daños, pero se arriesgaron muchas vidas y eso es grave. Esta es una comunidad pacífica, dijo Mezoa Noriega

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.