Cuando el Libertador, logra materializar el 17 de diciembre de 1819, uno de sus ideales, como es la creación de la Republica de Colombia, lo realiza en homenaje a nuestro siempre precursor, Francisco libertad Miranda, con su vocablo Colombeia, que lo refería al genovés, Cristóbal Colon, descubridor del continente. Esta organización territorial estaba integrada, por el virreinato de La Nueva Granada, la provincia de Venezuela, la Presidencia de Quito y la provincia de Guayaquil. Bolívar con visión futurista preveía la unión de los pueblos, en carta que le dirige a Urdaneta decía: La patria es América.

La palabra Colombia, es mencionada por Miranda en 1781, después de su exitosa participación con el ejército español contra los ingleses en Pensacola-Florida; imaginaba un gran continente denominado Colombeia, cuya capital, por su posición estratégica, seria Panamá. A pesar de fracasar en su afán emancipador, al expedicionar sobre las costas venezolanas en 1806, todavía persistía, en la magna empresa libertadora. Elaboraba en Londres, boletines con la denominación de El Colombiano. Bolívar al mencionar a los pueblos, utilizaba la palabra colombianos. El triunfo logrado en la batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819, le acrecentó, su sueño de crear un manojo de pueblos libres, de allí, que el 14 de diciembre antes de reunirse en Angostura el Congreso el día 17, propuso la creación de la República de Colombia, a tal fin exteriorizó:

Es tiempo de dar una base fija y eterna a nuestra Republica…proclamadla a la faz del mundo, y mis servicios quedarán recompensados.

El 17 de diciembre, el soberano Congreso presidido por Francisco Antonio Zea, decreta la Ley Fundamental de la República de Colombia; Bolívar fue designado Presidente, el doctor Juan Germán Roscio Vice Presidente por Venezuela y el general Francisco de Paula Santander, Vicepresidente de la Nueva Granada; la capital de esta organización se ubico en Bogotá. Promulgada su constitución el 6 de octubre de 1821, por el Congreso reunido en Cúcuta; se le conoce como Gran Colombia y como Colombia la Grande. Liberada Ecuador por la acción de Pichincha, Cima de la Libertad, el 24 de mayo de 1822, por la espada del egregio cumanés, Antonio José de Sucre, se incorpora a Colombia, como un todo el 29 de mayo de ese glorioso año.

El movimiento separatista conocido como La Cosiata, fraguado el 30 de abril de 1830, en Valencia, dirigido contra el centralismo y a dependencia de la Nueva Granada, produce sentimientos de ruptura de la República de Colombia. El Congreso reunido en Valencia a partir del 6 de mayo de 1830, finiquita el vínculo con la Gran Colombia. Desde Bogotá, el 24 de junio de 1828, Bolívar proclama la dictadura, en un intento por salvar la integración de la joven nación.

El Departamento de Quito, al separarse de la Gran Colombia, adquiere la denominación de República del Ecuador, cuyo primer presidente es el porteño Juan José Flores. Los presidentes que tuvo la República de Colombia o Gran Colombia como se ha generalizado su denominación, fueron: Nuestro libertador, el general Domingo Caicedo, luego Don Joaquín Mosquera y el siempre leal, general Rafael Urdaneta, hasta el 5 de mayo de 1831, había aceptado el cargo, en la espera que el Libertador lo reasumiera, aspecto que no sucedió. Las autoridades de la Nueva Granada, promulgan su Constitución en 1832, y designan al general Francisco de Paula Santander, como Presidente.

A los pocos años, es decir en 1863, la Nueva Granada asume la denominación de Estados Unidos de Colombia, y a partir de 1886, designada República de Colombia, mantenida hasta la presente fecha.

En la pausa agónica del Sol de América, el más grande de los venezolanos y americanos, su gran ideal unificador, se debatía en el más sombrío de sus dramas.

Aun en San Pedro Alejandrino, lugar de sus últimos momentos terrenales, el 10 de diciembre de 1830, en horas de la noche, emite su Última Proclama, dirigida a los pueblos de Colombia, en su despedida dictó:

No aspiro a otra gloria, que a la consolidación de Colombia…Colombianos, son mis últimos votos por la felicidad de la Patria.

[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.