Más de 80 mil personas con VIH y SIDA se encuentran afectadas y en peligro por el 100% de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales, fármacos para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA, y de otras medicinas para el tratamiento del cáncer, hemofilia, cardiovasculares, gastrointestinales, neurológicas, diálisis, trasplantes, parkinson, linfoma, mieloma, problemas hematológicos, salud mental, entre otras.

Y lo lamentable que el Ministerio del Poder Popular para la Salud no garantiza a las personas con VIH el acceso a estas medicinas, las cuales deben ser suministradas de forma regular en las distintas farmacias públicas de los estados del país, de acuerdo al pronunciamiento de la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+).

Desde el año 2009, data las denuncias de esta red -que agrupa a las diversas ong relacionadas a la Salud- sobre la escasez de antirretrovirales. También denuncian que a raíz del nombramiento del actual ministro de salud y presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) Luis López, se agudizó esta escasez al 100%, ya que, desde abril de 2017, ya hace un año, no ha firmado las órdenes de compra de estos medicamentos al Fondo Estratégico de Medicamentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Tampoco ha procurado los recursos económicos suficientes para la adquisición de estas medicinas con otros organismos internacionales y productores de fármacos.

“Se ha obviado el mandato constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 15 de julio de 1999, que ordena al Estado venezolano a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud, suministrar medicamentos antirretrovirales, medicinas para otras infecciones, pruebas de laboratorio y toda la atención integral a venezolanos y extranjeros residentes con VIH y SIDA en Venezuela”, refiere el comunicado.

Un número importante de personas con VIH informan a las redes y a las ONG con trabajo en VIH del país, que tienen hasta más de seis meses sin poder tomar los antirretrovirales y otras medicinas, ocasionándoles que el VIH genere mutaciones genéticas, creando resistencia a los medicamentos antirretrovirales, deterioro progresivo físico y mental con frecuentes recaídas de la salud, muchos de ellos presentan Sarcoma de Kapossi, un tipo de cáncer de piel que fue erradicado cuando Venezuela garantizaba acceso universal a los antirretrovirales.

En estos momentos cientos de personas mueren a causa del SIDA, la mayoría son jóvenes que no llegan a 35 años de edad, pero su gobierno no reacciona, no actúa, no se perturba por estas situaciones que debieron haber sido evitadas. Venezuela retrocedió 20 años por la falta de respuestas del gobierno venezolano.

Por ello, exigen al presidente Nicolás Maduro:

1.- Garantizar los derechos a la vida, la salud y la no discriminación de las personas con VIH consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH o SIDA y sus Familiares, y en los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos y VIH suscritos y ratificados por Venezuela en el ámbito internacional.

2.- Cumplir el mandato constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de fecha 15 de julio de 1999, que ordena la adquisición, la procura de recursos y la entrega periódica y regular de medicamentos antirretrovirales, fármacos para infecciones oportunistas asociadas, medicinas para otras condiciones de salud como el cáncer, hemofilia, cardiovasculares, gastrointestinales, neurológicas, diálisis, trasplantes, parkinson, linfoma, mieloma, problemas hematológicos, salud mental, entre otras, pruebas de laboratorio para el diagnóstico, control y seguimiento al VIH y otras condiciones de salud, y toda la atención integral a las personas con VIH y SIDA.

3.- Utilizar los fondos de Emergencia, Estratégico y Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), los cuales se encuentran en condiciones de proveer medicinas, vacunas e insumos para el tratamiento y diagnóstico de un amplio número de condiciones de salud, transmisibles y no transmisibles.

4.- Adquirir y entregar sucedáneos de leche maternizada y suplementos alimenticios para las niñas y niños con VIH, hijas e hijos de las madres con VIH, y personas con VIH y SIDA en situación de desnutrición.

5.- Garantizar el suministro de alimentos a personas con VIH y SIDA y sus familiares, sin estar condicionados a la exigencia de mecanismos de control.

6.- Garantizar el suministro de condones femeninos y masculinos y lubricantes a mujeres y hombres con VIH.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.