Foto Referencial)

Así echó por tierra, en una transmisión por el canal del Estado, el lema “quédate en casa” como medida contra la COVID-19. En la contienda electoral del seis de diciembre es la desinformación la que va ganando. El contenido falso, manipulado, engañoso, así como también, la falta de acceso a información oportuna, precisa y transparente, allana el terreno de la televisión, radio y redes sociales, reseña un trabajo publicado por cotejo.info

cotejo,info

Ese día que Maduro hizo esa afirmación, el 15 de septiembre, minutos después remató con otra declaración. Anunció un plan especial para la bioseguridad del votante: “Es algo nuevo, especial. Increíble todas las ideas que han surgido, de cómo la Fuerza Armada Nacional va a proteger al votante, desde la puerta de su casa hasta el centro de votación, del centro hasta su casa, para garantizar que Venezuela ejerza su derecho democrático con libertad, con soberanía, con absoluta voluntad popular”.

La escasa información publicada por el CNE se limita a la aplicación de las mismas medidas antes difundidas por otros organismos para el control de la COVID-19. 
 

La falta de precisión, detalles, hizo que en Twitter aparecieran titulares como: “Maduro anuncia que el 6D militares buscarán a los electores en sus casas para llevarlos a votar por medidas de bioseguridad”. Maduro leyó ese tweet en vivo: “Ya empezaron a manipular, pero quiero desmentir en tiempo real con la hora”, dijo. Entonces explicó que como parte del Plan República se establecerán medidas de bioseguridad estrictas que prevé transporte, insumos como mascarillas, guantes y alcohol.

La desinformación es de tal magnitud que produce confusión y opiniones encontradas.

A la fecha no hay detalles del plan. En la página del Consejo Nacional (CNE) el protocolo se reduce al uso del tapabocas, gel antibacterial y al distanciamiento social. La presidenta del CNE, Indira Alfonzo Izaguirre, dijo a Unión Radio que “son 13 protocolos que se derivan del Plan Estratégico de Bioseguridad donde participa un comité interinstitucional”, documentos no disponibles hasta el 7 de octubre en el sitio web del organismo electoral.

Las elecciones parlamentarias están cuestionadas por líderes de oposición y organismos internacionales. Un proceso que comenzó con la designación de los rectores del CNE a cargo del Tribunal Supremo de Justicia y no de la Asamblea Nacional, le siguió en junio la intervención con juntas ad hoc de los principales partidos políticos de oposición, el anunció sobre el aumento de números de parlamentarios a elegir, la opacidad sobre el sistema automatizado y las auditorías, hasta la violación al voto directo y secreto para la elección de los representantes indígenas.

Tampoco hay información sobre las elecciones y su relación con la pandemia: “Esta falta de información por parte de expertos puede generar un riesgo en la ciudad”, advierte Luisa Torrealba, investigadora de Comunicación Política en el Instituto de Investigaciones de Comunicación de la Universidad Central de Venezuela.

Para Torrealba la información disponible no es completa ni contextualizada. Con las declaraciones de Maduro del 15 de septiembre, piensa que se dejó a un lado la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad: “No fue responsable decirlo. Deriva en desinformación y constituye una información parcial y sesgada que desdibuja la gravedad de la situación epidemiológica”.

Para Daniel Suárez, investigador de Digital Forensic Research Lab, Maduro está imponiendo la “narrativa de encaminar todo para demostrar legitimidad y legalizar su estadía en el poder”. Detrás de eso, en palabras de Fátima Arévalo, de la ONG Espacio Público, en términos de acceso a información oportuna y de calidad, no hay condiciones para un proceso electoral. Y enumera: hegemonía comunicacional, falta de acceso a periódicos, escasos espacios informativos de señal abierta, portales informativos bloqueados.

Datos recientes del Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys) revelan que a seis meses del confinamiento por la COVID-19 los operadores de internet han bloqueado más de 40 portales de medios de comunicación y plataformas digitales usadas por la ciudadanía.

Según una investigación de Ipys, más de 5 millones de venezolanos se encuentran en municipios que viven en un total desierto de noticias. 90 de los 317 municipios que estudiaron, viven en lo que denominan “desiertos informativos”. A los bloqueos se han sumado los constantes cortes de energía eléctrica que desconectan a localidades hasta lapsos de entre 6 y 12 horas continuas.

Algunos ejemplos ilustran cómo la desinformación ha allanado el camino electoral para favorecer los mensajes oficiales. El 4 de septiembre apareció Luis Parra en el CNE. Venezolana de Televisión hizo la transmisión y anunció en su cintillo: “Rumbo a Parlamentarias 2020. Primero Justicia inscribe candidatos”. Lo que realmente estaba sucediendo era la inscripción de postulados por la Fracción Venezuela Unida.

Lee el trabajo completo en cotejo.info




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.