COMPARTE
Añagaza es el artificio, el señuelo, el engaño, la trampa, de la que se valen los hipócritas, los falsos, para obtener el apoyo de los ingenuos, y esto fue lo que hicieron Chávez y sus secuaces, para que en 1998, lograran obtener la mayoría de los votos que permitieron al Castrismo apoderarse del entonces país más rico de América Latina y dejarlo más tarde, entre los miserables que forman esta parte del llamado por quienes en 1492 llegaron al “NUEVO CONTINENTE”.  Esos artilugios nos permitieron naufragar en el “Mar de la felicidad”, como lo llamó el “comediante eterno”.  Si hubiese sido feliz, no habrían huido de la “Isla cárcel” más de dos millones de cubanos que vieron como incurrir en el “pecado” de disentir, de pensar diferente como pensaba el “barbudo dictador”, lo pagarían con la vida.

No es falso, no es mentira, que el tristemente célebre “ché” Guevara, por orden de su jefe, en menos de 30 días llevó al paredón a más de ¡dos mil! Cubanos.  Esa es la norma “robolucionaria” quien no acepte, quien no se apegue a esa cruenta “doctrina”, no merece seguir viviendo, pues es un estorbo para quienes se creen, se sienten, dueños de todo.  El “triunfo” electoral de 1998, es el único legal que Chávez obtuvo, los otros, incluyendo el del gaznápiro “presidente” que como su “heredero” nos dejó, han sido producto del fraude para apoderarse de todo lo que a los venezolanos pertenece. ¡Exprópiese! fue la vociferante orden que dió a sus secuaces, ha debido agregarle: ¡arruínese a Venezuela!, quítenle todo lo que esté en manos de quien no convaliden todos los atropellos que perpetremos a éste país, y además ‘mátenlos de hambre! generen la inflación más alta del mundo, aprópiense de todo, y vayan a gastarlo, a darse la gran vida en el exterior. ¡Váyanse a Hollywood, a Miami, disfruten de los Carnavales de la “Costa Azul” francesa, gocen de ese “realero” que estos “burgueses” tienen en los Bancos de aquí, y se los llevan a los paraísos fiscales; en dos platos, los dólares que nos pagan los gringos son para ustedes. ¡Aquí no dejen nada! Ahí está el resultado de esos “sabios consejos”.

La “robolucion” nos dejó en la “lona”, colas, larguiiiiisiiiiimas, tenemos que hacer para comer, hasta la criolla y sabrosa arepa desapareció de nuestra mesa y lo increíble: seres humanos comiendo basura. ¿Quién lo habría creído? Si eso es la revolución será en la Luna o en Moscú, donde todavía la gente debe esperar calladamente en largas filas a que les corresponda el “turno” para llevar alimentos a sus familias.

El venezolano hoy padece la “dieta más dura” que jamás padeció, eso no lo puede desmentir nadie, solo necesita salir a la calle para comprobarlo. Como complemento, en el mayor irrespeto a quien ellos falazmente dicen admirar devaluaron la moneda que lleva su nombre y que, antes de que se apropiaran de todo lo que hay en este país, por supuesto, era el signo monetario más fuerte del Mundo, más que el dólar.  Si no lo creen, vayan a ese país y en los Organismos financieros más fuertes del Mundo, les darán la respuesta: ¡Oh yes!, si, lo era, pero desde que Chávez se apoderó de sus reservas la convirtió en la más minusválida de todas, más que el “gourde” de Haití, el país mas pobre de Latinoamérica.

Y se preguntarán ¿aún quedan chavezmaduristas en Venezuela? Si, pero los jerarcas del régimen ya enviaron sus familiares al exterior.  ¿En previsión de cual acontecimiento? ¿Será que el régimen está en su agonía política?  Eso lo saben en los cuarteles, aún el “caballo de Troya” que vive en ellos lo sabe. ¡Vaya usted a saber! dicen los españoles. N.B.: “El falso cuaderno de Narciso Espejo” es el titulo de un libro escrito por Guillermo Meneses.  ¿A quien le “acomodaría” el titulo de esa obra? Piénselo lector.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.