(Foto EFE)
COMPARTE

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) continuó este jueves con su agenda de protestas antigubernamentales que, según sus dirigentes, dejó una cifra de fallecidos que se elevó al menos a cinco casos, registrados en tres estados del país.

La MUD llamó a sus simpatizantes a protestar en los 335 municipios de Venezuela y, a través de su cuenta en Twitter, mostró movilizaciones de personas en al menos una decena de los 23 estados del país, así como en Caracas, donde el antichavismo recorrió el este y el oeste de la ciudad pacíficamente.

La mayoría de las movilizaciones en el interior, en las que participaron cientos de personas, terminaron en calma y en ellas se portaban carteles que decían “no más dictadura” y “elecciones ya”. Quienes recorrieron el este de la capital decidieron seguir en marcha y llegar la principal autopista de Caracas para continuar con la protesta, algo que no fue respaldado por los dirigentes.

Esto degeneró en un choque entre policías y manifestantes que se extendió durante casi una hora en la que los efectivos de la fuerza pública usaron gases lacrimógenos para dispersar a los ciudadanos, mientras varios de ellos, que portaban capuchas, devolvieron esos artefactos y lanzaron piedras al contingente policial.

El diputado opositor José Manuel Olivares denunció que la policía del estado Vargas disolvió con gases lacrimógenas y perdigones una manifestación opositora en esa entidad, sin que se reportaran daños o heridos.

Decenas de chavistas, por su parte, se concentraron en el centro de Caracas para conmemorar los hechos que el 13 de abril de 2002 devolvieron a la Presidencia al fallecido Hugo Chávez (1999-2013), tras un golpe de estado que le sacó del poder durante dos días. Convocado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el oficialismo se congregó en el Puente Llaguno para realizar una oración ecuménica por las víctimas de la violencia del fallido golpe y conmemorar el regreso al poder del líder socialista.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges, aseguró que las protestas antigubernamentales de la última semana han dejado siete fallecidos, pese a que otras autoridades y medios locales hablan hasta el momento de cinco muertos. “A esta hora que estoy hablando, la cifra que tenemos de personas fallecidas son siete personas, siete personas que han fallecido por la violencia de un gobierno que niega la Constitución”.

Este dato fue secundado por el primer vicepresidente de la Cámara, Freddy Guevara, al indicar que cuatro de las muertes se habían registrado en el estado Lara y que una de estas víctimas era un oficial de la Policía.

Henri Falcón, gobernador de la entidad, aseguró en rueda de prensa que son tres las personas que han fallecido en esa región y reiteró su denuncia sobre supuestos grupos armados que estarían atacando las manifestaciones antigubernamentales en Lara.

El Ministerio Público (MP)confirmó hasta ahora cuatro fallecidos por hechos violentos durante las protestas que iniciaron luego de que el Tribunal Supremo de Justicia emitiera dos sentencias contra el Parlamento, aunque estas ya fueron parcialmente suprimidas.

Guevara explicó este jueves que la gran protesta nacional convocada para el próximo miércoles consistirá en “desbordar” la calle con “miles y miles de personas para superar la represión” de los cuerpos de seguridad del Estado.

El diputado Tomás Guanipa aseguró que el tiempo para “sacar del poder” a través de elecciones al presidente Nicolás Maduro había llegado.

Las protestas opositoras buscan presionar para que el país convoque elecciones y para que el defensor del pueblo, Tarek William Saab, respalde el proceso que inició el Legislativo para remover a los siete magistrados que firmaron las polémicas sentencias, por lo que les acusan de haber dado un golpe de Estado.

Saab, que preside el Poder Ciudadano, manifestó la improcedencia de la solicitud de la Cámara y se pronunció para referirse a la “hipocresía” que, asegura, ha mostrado la Organización de Estados Americanos (OEA) con sus frecuentes críticas al Gobierno de Maduro. “El Estado venezolano es un sistema que respeta, que permite el debate, la libertad en medio de una contingencia tan fuerte y tan terrible como la actual”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.