Merkel no descarta tener que prolongar las nuevas restricciones por la COVID
/ Foto: EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó este lunes que no puede asegurar ahora que las nuevas restricciones para atajar la pandemia, que incluyen el cierre de restaurantes y cines, no vayan a prolongarse más allá del plazo inicial previsto de un mes.

En rueda de prensa, Merkel se mostró esperanzada de que las restricciones hagan su efecto y se pueda tener un diciembre “soportable” aunque “por supuesto” con las medidas de higiene y distanciamiento en vigor, pero apuntó que lo “determinante” es la incidencia acumulada (IA) a siete días.

Actualmente esta tasa se sitúa por encima de 120 contagios por cada 100 mil personas y la canciller consideró que esta cifra debe estar por debajo de 50. El 16 de noviembre Merkel se reunirá con los líderes de los 16 estados federados para analizar la situación y evaluar qué hacer con las restricciones.

Desde este lunes y hasta finales de mes restaurantes y bares, cines y teatros, gimnasios y piscinas permanecerán cerrados en toda Alemania para frenar la propagación de la pandemia. El comercio y los colegios, por su parte, permanecerán abiertos.

Viajes prohibidos

Asimismo, los viajes quedan prohibidos, se recomienda el trabajo remoto siempre que sea posible y se limitan las reuniones privadas a un máximo de diez personas de hasta dos hogares.

Estas restricciones son “comprensivas” y “duras”, consideró la canciller, pero “necesarias” para contener la pandemia de coronavirus y pueden ser un “rompeolas” que aplane la curva de nuevos contagios.

“Nos acercamos cada vez más a los límites humanos y estructurales del sistema sanitario. Eso no lo puede permitir ningún Gobierno, no el Gobierno alemán y yo no lo quiero permitir”, aseguró Merkel, que recordó que la pandemia es “la mayor prueba de esfuerzo desde la fundación de la República Federal Alemana”.

Las restricciones obligan a “prescindir de mucho de lo que es bueno”, reconoció la canciller, y abogó por evitar “tres de cada cuatro contactos”.

Para evitar el confinamiento

Tras apelar a la “razón” y el “sentido común”, indicó que su objetivo con estas normas, que son “la variante suave” de lo que se ha implementado en otros países europeos, es “evitar en lo que sea posible un confinamiento”.

Merkel deseó que se pueda celebrar en cierto modo las navidades, aunque con las medidas de seguridad. La canciller descartó que se puedan celebrar grandes fiestas de Nochevieja, pero se mostró esperanzada de que “el núcleo familiar” pueda reunirse, quizá con “precuarentenas”.

“Serán navidades bajo las condiciones del coronavirus, pero no deberían ser unas navidades en solitario”, apostilló.

Indicó, sobre las críticas por las pérdidas económicas que suponen los cierres de negocios, que no se pueden contraponer la crisis sanitaria y la económica: “La buena gestión de la pandemia es buena para la economía”.

Es preciso, agregó la canciller, “reencontrar el equilibrio” entre salud y economía. “Ahorraremos mucho dinero si somos razonables” y se cumplen de forma mayoritaria las normas de higiene y distanciamiento, así como las actuales restricciones temporales, dijo. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.