(Foto referencial El Pitazo)

Las primeras pesquisas adelantadas respecto al asesinato del ingeniero en sistemas  Gabriel Andrés De Mendonça De Sa (33), orientan hacia el móvil de la venganza, según se supo en fuentes extraoficiales.

Mendonça era católico practicante, activista político por la Coordinadora Democrática y vivía en La Boyera, de donde salió el domingo a trotar en La Lagunita.

Una llamada indicaba que al joven trabajador social lo habían secuestrado y se activaron los funcionarios de la División Anti extorsión y Secuestros de El Hatillo. El lunes el cuerpo fue hallado en la Primera Etapa del sector Las Canteras, en la urbanización El Encantado, del mismo municipio, maniatado, sin zapatos, con disparos en cabeza y tórax.

De acuerdo con las primeras indagaciones, las autoridades presumen que fue un acto de venganza y el caso fue asumido por la División de Homicidios del Cicpc. Las autoridades intentan determinar la motivación del crimen y entrevistan a personas allegadas a la víctima para establecer el origen del problema que pudo ser por una deuda en dólares.

La muerte de Gabriel Mendonça generó múltiples reacciones de pesar en las redes sociales, ya que el joven era muy activo, orientador católico, opositor irreverente y contaba con una importante cantidad de seguidores.

Mendonça acostumbraba a asistir al diácono del cementerio del Este en las misas de los funerales.

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.